La Familia

Cuando la Biblia menciona que la mujer salió de una costilla de Adán, recordemos que esto no es la descripción objetiva de un hecho. Luego dice que esta es la razón por la que el hombre se separa de sus padres y forma un solo cuerpo al unirse a su mujer y casarse.

El hombre está incompleto sin su mujer, y viceversa. Y más en la antigüedad donde cada uno realizaba funciones bien diferenciadas. El hombre cazaba, trabajaba la tierra y defendía su tribu. Trabajos para los cuales el hombre está mejor equipado biológicamente.

La mujer, siendo menos violenta y más social por naturaleza, se encargaba de cocinar, de cuidar de la familia, y de procurar que todos tuvieran lo que necesitaban.

Esto no es machismo. Machismo es creer que el trabajo que realizaba el hombre es más importante que el que hacía la mujer. Y no lo es. No hay éxito que valga la pena, si es a expensas de la familia. La familia es lo más importante en la vida de una persona. Desde este punto de vista, la mujer realizaba un trabajo igual de importante que el hombre.

Es ese deseo de superación y de mostrar a los demás los logros, lo que ha metido tanto al hombre como a la mujer en una guerra por el “progreso.” Unámonos como estamos concebidos a hacerlo. Pongamos la familia como lo máximo a proteger.

Que el trabajo lo haga cualquiera o ambos. Que se compartan las responsabilidades, que nos unamos en un solo cuerpo y así empujemos en la misma dirección y sentido. Así ninguno se sentirá superior al otro. Así la unión familiar apoyará a todos sus miembros. Así será más probable el éxito general.

Reflexión del Día – Qué es Dios?

Dios es la justicia que cada persona lleva dentro. El injusto, consciente o inconscientemente, está incapacitado de sentir a Dios. Sientes a Dios al decir la verdad a ti y a los demás.

Dios es todo aquello que por siempre ha sido real. Dios es la Naturaleza, con sus ríos, montañas y playas. También con sus terremotos, huracanes y enfermedades.

Dios es el destino, es la fortuna. Todo lo que acontece en tu vida, es guiado por él.

Dios es la máxima virtud, es sabiduría, es perfección. Es tu guía para sentir el cielo.

Dios es valentía. Dios se encuentra al otro lado del miedo. Cuando no permites que el miedo te paralice hacer lo que debes, estás con Dios. Dios es coraje.

Dios es responsabilidad. Es ese sentimiento de responsabilidad lo que hace que los sufrimientos se acepten voluntariamente. Los aceptas y los enfrentas porque tienes fe en un mañana mejor.

Dios es amor. Es el amor de un padre por sus hijos. Es el máximo sacrificio propio por el bienestar de otra persona. Es la actitud del soldado al dar su vida por un compañero.

Dios se encuentra a través del sacrificio. Cada sacrificio te acerca a Dios, te encamina a él. Los sacrificios son lo que le dan sentido a tu vida. Una vida sin sentido, está exenta de Dios. Está exenta de responsabilidades porque no importa lo que hagas.

Encuentra lo que le da sentido a tu vida a través de los debidos sacrificios. Sólo tú sabes lo que debes hacer. Lo que debes sacrificar. Lo encontrarás en tu interior, justo al lado de Dios. El sacrificio es lo que conecta el sentido de tu vida con Dios. Es lo que te permite estar en una alegría constante. Dios es esta alegría, la alegría que no depende de nada externo a ti.

Dios es justicia, naturaleza, destino, sabiduría, valentía, responsabilidad, amor, sacrificio y alegría.

Discursos de Epicteto – Traducido por Robert Dobbin

Obra maestra de la filosofía Estoica. Epicteto fue la mayor parte de su vida un esclavo que en su vejez logró ser libre. Lideró una escuela filosófica en la cual un alumno tomó notas que es lo que hoy componen este libro. Es un libro en el cual encontramos sabiduría práctica. 

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Diciembre 2017
Recomendación: 10/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • Dios te dio el poder de hacer buen uso de las impresiones. Si les prestas atención, nunca serás bloqueado o frustrado; no te quejarás, y nunca culparás a los demás.
  • Enfócate en el presente siempre. No añadas nada a lo que ocurre. Sé objetivo.
  • El ser humano soporta cualquier cosa, excepto aquello que entiende que es irracional. Cualquier cosa razonable lo tolera. Por esto, la meta fundamental de la educación es alinear nuestros preconceptos con la naturaleza respecto a lo que es racional e irracional.
  • Considera a qué precio vendes tu integridad; pero por favor, por el amor de Dios, no la vendas barata.
  • Haz que tu meta sea nunca fallar en tus deseos o experimentar cosas que preferirías evitar; trata de nunca equivocarte en tus impulsos y repulsiones; apunta a ser perfecto también en la práctica de la atención y en la de suspender los juicios.
  • ¿Dónde está el progreso? Al renunciar a lo externo y enfocarse en lo interno, en su carácter, mejorarlo. Indiferente a lo externo. Disciplinado desde el amanecer hasta el momento de dormir. Sin perder tiempo en las cosas sin sentido. Practicar el Estoicismo en cada situación.
  • Ten la habilidad de ver eventos individuales en el contexto como parte del todo y ten un sentido de gratitud por lo que ocurre. Así estarás en paz con la Providencia, con Dios, con el Destino, con la Naturaleza. Es aplicar Amor Fati.
  • Tu tienes fortalezas internas que te hacen soportar dificultades de todo tipo. Te han dado resiliencia, coraje y paciencia. ¿Por qué te preocupas de lo que pueda pasar, si estás armado con la virtud de la resiliencia? Nada te puede causar problemas o molestarte. En vez de enfrentar las desgracias con quejas y lágrimas, utiliza esa facultad especial que te fue dada para lidiar con eso.
  • ¿Qué habría hecho Hércules en ausencia de todos sus obstáculos? Obviamente habría seguido durmiendo, vivido en lujo y comfort. Entonces, al desperdiciar su vida en lujo y confort, él nunca se hubiese convertido en el Grandioso Hércules. Incluso si lo hubiese logrado, ¿de qué le habría servido? ¿Para qué esos brazos musculosos, ese físico y esa nobleza de alma, sin las crisis o condiciones que lo impulsaran a la acción? Las dificultades sacan lo mejor de ti. Te hacen fuerte, aprovéchalas. Cuando no existan, créalas. Recuerda a Martin Luther King jr.: “Lo que no me mata, me fortalece.”
  • Deja de quejarte por lo que pueda pasar. Dios te dio la capacidad de soportar cualquier cosa sin tener que humillarte, y te la dio sin restricciones. Tienes el control de todo, pero no usas este poder gratuito, y te sientas a ahogarte en la depresión.
  • El filósofo aprende a vivir bien sin dañar a los demás. Tiene o vive con una moral correcta.
  • Todo aquel vulnerable al miedo y al deseo, halaga y se arrodilla ante cualquiera con el poder de lastimarle en esas cosas que teme o desea. Sé como Sócrates, solo Dios le indicaba qué hacer: nunca en contra de las virtudes.
  • Educarse significa aprender a alinear nuestros deseos con la forma como pasan las cosas. La libertad es buena y con valor; desear arbitrariamente que pasen cosas que arbitrariamente parecen para ti lo mejor, no es bueno, es una desgracia.
  • Agradece a los dioses por haberte hecho lo suficientemente fuerte para soportar lo que escapa de tu control, y solo responsable de lo que controlas. Ten un uso adecuado de las impresiones que recibes. Deja de preocuparte por lo externo a tu control. Solo te creas problemas. Sé objetivo y no alojes en tu mente falsas impresiones.
  • No menosprecies a aquellos que cometen delitos, compadécete de ellos. No entienden la diferencia entre el bien y el mal. No te enojes con ellos. No es tu deber ni tienes el derecho. Esto aplica a las personas que se han equivocado al ignorar lo que es realmente bueno. Lo que hicieron fue pensando que harían algo bueno, pero su sistema de valores está basado en valores falsos. En cambio, también existe un grupo de personas que son de naturaleza malvada, que eligen el mal a sabiendas. Estos están enfermos, no es simple ignorancia.
  • Camina derecho y libre, confiando en la fuerza de tus convicciones morales, no en la fuerza de tu cuerpo, como un atleta. No eres invencible por fuerza bruta, como una bestia salvaje. Eres invencible cuando nada fuera de tu voluntad puede desconcertarte.
  • Los pensamientos de una persona son lo que desmoralizan a ella misma. Lo que la naturaleza hizo libre solo puede ser perturbado u obstaculizado por sí mismo. Si alguien amenaza cualquier cosa externa a ti (eres razonamiento y elección), a lo cual le tienes un gran valor, pedirás piedad, pero si te preocupas por tu carácter, te mantendrás firme.
  • El deber primario del filósofo es poner a prueba sus impresiones, eligiendo entre ellas y solo desplegando aquellas que han pasado la prueba. La prueba consiste en razonar las impresiones, para determinar si son verdaderas o no.
  • Todo aquello que amas y valoras fuera de ti, es lo que te esclaviza. Es tu punto débil.
  • Sócrates: “una vida sin examinar, no merece ser vivida.”
  • Las pasiones provienen de deseos frustrados.
  • La esencia del bien y del mal consiste en la condición de nuestro carácter. Las cosas externas son los medios por los cuales nuestro carácter encuentra su particular bien y mal. Encuentra el bien al no añadir valor a los medios. Juicio correcto respecto a lo externo hace nuestro carácter bueno, juicio perverso lo hace malo.
  • Si no puedes cambiar la mente de una persona, date cuenta que no es más que un niño, síguele la corriente. Si no logras seguirle la corriente, entonces mantente quieto.
  • Ten confianza en todo lo que está fuera de tu control, y precavido con todo lo que está bajo tu control. Analiza y razona tus pensamientos, acciones, impresiones y juicios, no aceptes nada como una verdad sin haber sido analizado. Estas son las cosas que controlas. Para todo lo demás, ten confianza en lo que depende del Destino, de Dios. No lo puedes cambiar. No es ni bueno ni malo, es indiferente a ti. No temas a la muerte. Ten la confianza de que eso es algo natural, pero sé precavido y prepárate para no sentir miedo cuando llegue.
  • Los humanos nacen para ser fieles con los demás, el que niega esto, niega su propia humanidad. Pero, ¿qué estás haciendo cuando tiras a la basura tu fidelidad innata, para tener relaciones con la esposa o esposo de tu vecino? Estás arruinando y destruyendo. Preguntas ¿el qué? Pues arruinas y destruyes el ser humano de confianza, principios y piedad que una vez fue. También se arruina la idea de vecindad, amistad y comunidad. ¿Cómo se puede confiar en una persona de este tipo?
  • Cuando las cosas externas son más importantes para ti que tu propia integridad, entonces prepárate para servirles por lo que te resta de vida. No aceptes ser su esclavo y luego cambies de parecer. Comprométete con uno u otro camino sin reserva alguna. Elige ser libre o esclavo, iluminado o tonto. ¡Pero por amor de Dios, no aceptes años de abuso, para luego cambiar de parecer! Esta humillación puede ser evitada antes de que empiece: solo decide ahora lo que piensas que es realmente bueno y malo.
  • Si no quieres ser una persona irritable, no alimentes tu hábito. Como un primer paso, trata de mantenerte calmado y cuenta los días que no te has enojado. Yo en el pasado me enojaba a diario, luego interdiario, luego cada tres o cuatro días… si logras hacer un mes, ¡gracias Dios! Los hábitos primero deben ser debilitados, y luego destruidos. Cuando puedes decir “no perdí mi calma hoy, o por dos d}as, o por tres o cuatro meses, y mantuve la compostura ante la provocación,” sabrás que estás en mejor salud. Utiliza un calendario físico, y cada día que hagas esa actividad que quieres formar un hábito o que no hagas esa actividad que quieres eliminar uno, pon una X. Pronto, tendrás una cadena, y tu trabajo será no romper esa cadena. El éxito se convierte en una cuestión de momentum.
  • Solo hay una cosa que debes recordar, la regla que distingue entre lo que es tuyo y no. Mantén tu carácter en todo lugar. No importa dónde estés, lo que pongas en tu mente, determinará tu estado. Nunca te vendas por lo externo. La prudencia, justicia, disciplina y valentía no tienen precio. Si cambias estas virtudes por cosas externas, serás esclavo de lo externo.
  • ¿En quién te debes convertir? En un filósofo que:
    1. Tiene la fuerza de voluntad que siempre consigue lo que desea.
    2. Tiene la capacidad de rechazar lo que no le gusta.
    3. Tiene el impulso apropiado a cada acción.
    4. Tiene un propósito de vida definido.
    5. Tiene un consentimiento disciplinado.
  • Si perdieras la capacidad de leer o tocar música, pensarías que es un desastre, pero no piensas nada de perder la capacidad de ser honesto, decente y civilizado. A pesar de que los primeros infortunios provienen de una causa externa, mientras que los segundos son tu propia culpa.
  • Epicteto: Pon a prueba algo, por ejemplo, “el placer.” Para que algo sea bueno, debe ser algo en lo que podamos depender y confiar.- Estudiante: Estoy de acuerdo.
    – Epicteto: ¿Puedes confiar en algo que viene y se va?
    – Estudiante: No.
    – Epicteto: ¿Es el placer constante?
    – Estudiante: No.
    – Epicteto: Entonces elimínalo del conjunto de cosas que son buenas.

    Esta es la manera que las cosas se ponen a prueba y se llega a desacuerdos, cuando son establecidos los estándares. La filosofía trata de probar y establecer esos estándares. El Sabio hace uso de lo que encuentra al probar al instante. Algo bueno debe ser confiable, se puede depender de ello y debe ser una fuente de orgullo.

  • Cada vez que veo a una persona sufriendo de nerviosismo, pienso, bueno, ¿qué puede esperar? Si no se enfocara en las cosas fuera de su control, su nerviosismo acabaría al instante. A la hora de construir una casa, busca un ingeniero; al firmar un contrato, un abogado; para sanarte, un médico; pero cuando trata de deseos, aversiones, impulsos, planes y proyectos, no busca ayuda alguna. Lo se porque desea lo que no puede tener, y no quiere lo que no puede rechazar y ni siquiera está consciente de esto. No conoce la diferencia entre sus posesiones y las de los demás. Porque si lo supiera, nunca estaría frustrado, decepcionado o nervioso. No te pongas nervioso al hablar en público, enfócate en lo que controlas, no en lo que pensarán de ti. Aplica esto a todo y no experimentarás ansiedad, nerviosismo, o decepción.
  • Zeno no tenía deseo alguno de complacer al Rey. El Rey Antigonus era quien estaba ansioso por el encuentro. Ningún experto necesita la aprobación de un principiante. El miedo escénico ocurre cuando “esperas” (externo a ti) agradarle a los demás. Esto es un error porque deseas cosas que no controlas. Enfócate en lo que controlas, practica hasta dominar lo que tienes que decir, y confía en tu capacidad.
  • Un tonto no puede ser convencido o ni siquiera obligado a renunciar su tontera.
  • Cuando valoras y deseas lo externo a ti, pues claro que experimentarás miedo y nerviosismo. Al enfrentar situaciones que juzgas como malas, sentirás temor y aprensión. Dirás: “por favor, Dios, ayúdame a aliviar esta ansiedad.” Escucha, estúpido, tienes manos que te la dio Dios. Puedes ponerte de rodillas y rezar que no moquees. Una mejor idea sería limpiarte la nariz y olvidarte de rezar. El punto es, ¿no existe algo que Dios te dio para tu problema actual? Tienes los regalos de coraje, fortaleza y resistencia. Con “manos” como éstas, ¿todavía necesitas que alguien te ayude a limpiarte la nariz?
  • Cada día debes poner las ideas en acción que protegen en contra del apego a lo externo, como personas individuales, lugares o instituciones, incluso tu propio cuerpo. Recuerda la Ley de Dios y mantenla a la vista constantemente: enfócate en lo que controlas, deja todo lo que no te pertenece. Utiliza las cosas materiales que tienes, no te arrepientas de las que no tienes. Si una de ellas es llamada, déjalas ir voluntariamente, agradecido por el tiempo que la tuviste, a menos que quieras ser como un niño que llora cuando su madre se aleja.
  • Pon tu casa en orden. Saca de tu mente el miedo, la lujuria, la petulancia, el dolor, la envidia, el rencor, la avaricia y la indulgencia excesiva. Deshacerte de estas cosas, también requiere la ayuda de Dios, confiar en el, y rendirte a su dirección. Si no estás dispuesto a hacer esto con toda tu energía, servirás a alguien más poderoso que tu, y continuarás buscando la felicidad fuera de ti, destinado a nunca encontrarla. Debido a que la buscas en el lugar equivocado, olvidado buscar donde realmente reside.
  • No desees nada que Dios no quiera, y nadie te detendrá, así como nadie puede oponerse a Dios. Cuando lo tienes a él como tu líder, y alineas tu voluntad y deseos con él, ¿qué miedo a fracasar puedes tener? Solo desea lo que te trae el Destino, solo rechaza lo que no te trae. Nada contrario a tus deseos ocurrirá. Nada que deseas no ocurrirá.
  • No permitas que la fuerza de la impresión cuando primero te golpee te tumbe; solo dile: “espera un momento; déjame ver quién eres y qué representas. Déjame ponerte a prueba.” Luego, no permitas que te hale imaginándote los placeres que te esperan. Sino, te llevará por las narices a donde sea que quiera. Oponte con algunos pensamientos buenos y honorables, y entierra los sucios.
  • No confíes en una persona de mal carácter, es débil e indecisa, fácil de dominar por impresiones diferentes en distintos momentos. No importa si son hermanos, si crecieron juntos, si fueron a la misma escuela… Lo que importa saber es dónde pone su interés propio: en lo externo o en las elecciones morales. Si es en lo externo, no puedes llamarle amigo, como tampoco puedes llamarle confiable, consistente, valiente o libre. En algún momento, sus impresiones harán que te traicionen. No te sorprendas cuando ocurra.
  • Si alguno de ustedes está serio respecto a ser amigo, desháganse de valorar lo externo, condénenlo y sáquenlo de su mente. La amistad solo se encuentra en tener justicia, confianza y respeto solo por las virtudes. De esta manera, estarás en condiciones de ser amigo con los demás, formando relaciones fáciles y naturales con personas de pensamiento semejante, pero también capaz de tratar a las almas no iluminadas con simpatía y tolerancia, recordando que ellos son ignorantes o están equivocados acerca de lo que es lo más importante. Cuando te enfoques en quién eres (razonamiento y elección) y entiendas dónde poner tu interés propio (en tus elecciones morales), estarás listo para amar. Acepta a todos aquellos sin esta capacidad.
  • La voluntad, aplicada correctamente, es el mayor elemento de todos. Controla todo. Es al utilizarla bien que una persona buena se vuelve buena; determina si conocerás la felicidad o no; determina si estarás en términos hostiles o amigables con tu vecino. Simplemente puesto: ignora esto y resultará en infelicidad, dale tu atención y tu felicidad está garantizada.
  • Tus objetivos son estar atento a las impresiones y hacer buen uso de ellas; que no falles en tus deseos, o experimentes lo que no quieres; que nunca seas desafortunado o infeliz, sino libre, sin restricciones ni controles; en simpatía con la regla de Dios, a la cual te rindes alegremente; sin problemas con los demás, sin acusar a nadie. Capaz con toda sinceridad de pronunciar las palabras de Cleanthes: “guíame, Zeus, guíame, Destino.” La capacidad para lograr esto la tienes, es tu máxima facultad: tu voluntad.
  • La mente es la materia prima del hombre bueno, su meta es responder a las impresiones como la naturaleza quiere. Como regla general, la naturaleza diseñó la mente para consentir con lo que es verdad, disentir de lo que es falso y a suspender el juicio en casos dudosos. Similarmente, condicionó la mente a desear lo bueno, rechazar lo malo y ser indiferente con lo que no es ni lo uno ni lo otro. Todas las acciones están basadas en este principio. El bien es preferido ante cualquier asociación humana. Nunca abandones el bien para mantener una relación, para que otro tenga “su bien.”
  • Desde que salgas en la mañana, todo lo que escuches o veas examínalo profundamente. Entonces formula respuestas como si estuvieran haciendo preguntas. Si ves una persona de buen aspecto físico, pon a prueba esta impresión: ¿su belleza tiene algo que ver con tu carácter? Si no es así, olvídala. Todo aquello que caiga fuera de la esfera del bien moral, del buen carácter, falla el examen. Es indiferente a ti. Es nada. De esta manera eliminas esas opiniones maliciosas, te debes concentrar para lograrlo. Una lucha sectaria, la discordia, culpar y acusar, vocear y rabiar, todas estas solo son opiniones, la opinión de que lo bueno y lo malo está fuera de nosotros. Cuando alguien transfiere estas opiniones al funcionamiento de la voluntad, tendrá paz mental, sin importar cuáles son sus circunstancias externas.
  • Sócrates: “a una persona le gusta atender su granja, a otra a su caballo; a mi me gusta monitorear a diario mi auto-mejoramiento.” Nunca acusar ni culpar a nadie, mantener el mismo semblante siempre. Estas son las cosas que Sócrates sabía, y nunca dijo que las sabía.
  • Cada día debes entrenar tus impresiones, ellas implícitamente crean sus propias preguntas:- “Su hijo murió.” (La pregunta).
    – Respuesta: “como es algo que no controlaba, no es malo.”
    – “Su padre no le dejó nada al morir.” (La pregunta).
    – Respuesta: “el hijo no lo controlaba, entonces no es malo.”
    – “El lamentó estos eventos.” (La pregunta).
    – Respuesta: “esto está en su control, y es malo.”
    – “El soportó como un hombre.” (La pregunta).
    – Respuesta: “esto está en su control, y es bueno.”

    Si creas el hábito de este tipo de análisis, progresarás, porque nunca consentirás con algo a menos que implique una impresión cognitiva.

  • Ten cuidado al fraternizar con personas no-filósofas, recuerda que si te juntas con alguien cubierto de lodo, difícilmente podrás evitar ensuciarte. A menos que tengas el don de Sócrates, de lograr que los demás lo emulen, inevitablemente adoptarás la mentalidad de los demás. Su mentalidad es más fuerte que la tuya porque ellos hablan con convicción, y a ti aún te falta vigor, vida en tu discurso. La convicción es una fuerza potente e irresistible. Entonces, hasta que tus principios se vuelvan parte integral de ti, se discreto al asociarte con los demás. Adopta nuevos hábitos para ti: consolida tus principios al practicarlos. Ten auto-disciplina y preocúpate por ti. “¿Cómo manejas las impresiones, las examinas o no? ¿Respondes a ellas como debes? ¿Le dices a lo externo que es nada para ti? A menos que esto te describa, deja tus viejos hábitos y a tus amigos no-filósofos, si esperas lograr algo.
  • Cada circunstancia te da la oportunidad de beneficiarte, incluso el abuso y la difamación. El boxeador obtiene la mayor ventaja por parte de su compañero de entrenamiento; quien te acusa es tu compañero de entrenamiento. El te entrena en paciencia, civilidad y temperamento. ¿Qué puedes obtener de la muerte, preguntas? Puedes mostrar cómo una persona obedece la voluntad de la Naturaleza, del Destino, de Dios, con gracia. ¿Qué beneficio puedes obtener de la enfermedad, preguntas? Puedes practicar la calma y serenidad; sin rogar por la ayuda del doctor, ni rezar por la muerte. Lo que sea que te llegue, lo puedes transformar en una bendición, en algo digno, incluso envidiable.
  • No culpes a nadie. Suspende completamente el deseo, ten aversión solo con lo que controlas. Elimina la rabia, angustia, celos, pena. Sé indiferente a las mujeres, fama, lujos. Tu meta es hacer uso correcto de las impresiones. Enfoca tu atención en ti, examina tus creencias. Donde encuentras inquietud, pena, deseos frustrados, aversión fallida, celos y envidia, la felicidad no tiene lugar. Estas pasiones se encuentran cuando hay valores faltos.
  • La escuela de un filósofo es un hospital. Cuando se va, el debe haber sufrido, no disfrutado. ¿Quieres sabes si tienes la educación suficiente para filosofar? ¿Tu meta es educar o que te aplaudan? ¿Tienes la capacidad de dominar la Disciplina del Deseo? ¿No fallas en lo que deseas? ¿No obtienes lo que no deseas?
  • Libre es la persona que vive como desea y no puede ser coaccionado, impedido o forzado, quien sus impulsos no pueden ser frustrados, quien siempre obtiene lo que desea y nunca experimenta lo que preferiría evitar. Nadie quiere ir por la vida ignorante de cómo lograr esto. Nadie quiere vivir con ilusión y prejuicio, ser injusto, indisciplinado, malvado y desgraciado.
  • No te apegues a las cosas externas y no lo estarán. No te digas que son indispensables y no lo serán. Al despertar y al acostarte, reflexiona:- ¿Para qué obtuve las cosas externas?
    – Para usarlas.
    – ¿Por cuánto tiempo?
    – Hasta que el que me las dio así lo quiera.

    Empieza aplicando esto a lo que menos valoras, por ejemplo, un vaso común; continúa con tu ropa, casa, tu cuerpo, las partes de tu cuerpo, hijos, pareja, padres, hermanos. Míralas por cada lado y descártalas mentalmente. Purifica tus pensamientos, en caso de tener apego o devoción a algo que no te pertenece, te dolerá si te lo arrancan. Practica esto a diario, como si fueras al gimnasio a fortalecer tus músculos, y no digas que estás filosofando, sino que eres un esclavo que estás cultivando libertad genuina.

  • Nadie sufre daño incluso si es azotado, encarcelado o decapitado. La víctima puede ser majestuosa en el sufrimiento, y volverse una mejor persona y con más fortuna; mientras que aquella que sí sufre daño, quien sufre lo mayor y más lamentable, es aquel que se transforma de ser humano a un lobo, una culebra, una bestia.
  • Sócrates tenía esposa e hijos, pero como si fuesen a modo de préstamo. Un país, amigos y relacionados, pero todo esto estaba subordinado a la ley universal y tenían que obedecerla. Por esto era libre. Luchó batallas como si no tuviese consideración alguna por su vida. Nunca fue injusto, a pesar de que podía morir debido a ello. No le importaba, no era su piel lo que el quería salvar, sino el hombre de honor e integridad. Estas cosas son innegociables.
  • Sócrates no salvó su vida al costo del deshonor. Un hombre así no se salva con deshonor; una muerte honorable, no escaparse, es su salvación. Un buen actor preserva su reputación no al hablar fuera de lugar, sino al conocer cuándo hablar y cuándo guardar silencio.
  • Cleantes: “lo que dicen los filósofos puede ser contrario a lo que esperan las masas, pero no a la razón.” Aprenderás por experiencia, que es cierto que las cosas que los hombres admiran y trabajan tan fuerte para conseguir, no les sirven una vez que las tienen. Mientras que a aquellos que esas cosas han sido negadas, se imaginan que tendrán todo lo bueno si es que logran conseguirlas. Entonces, cuando las consiguen: su anhelo se mantiene, también su ansiedad, su disgusto no reduce, y todavía anhelan por lo que sea que les falte. La libertad no se logra al satisfacer los deseos, sino al eliminarlos. Asegúrate de esto al dedicarle tanto esfuerzo a estas nuevas ambiciones como hiciste con aquellas metas elusivas: trabaja día y noche para lograr un estado de ánimo liberado. Libre del deseo por las cosas externas.
  • Protege lo que por siempre es bueno para ti; utiliza sabiamente las cosas materiales por el tiempo que te permitan disfrutarlas, y sé contento exclusivamente con la virtud. De otra manera, te toparás con la mala suerte, la decepción y la frustración en cada momento.
  • Para vivir una vida pacífica, necesitas suspender el deseo completamente, y entrenar la aversión solo en lo que controlas. Desasóciate de todo lo externo a ti: cuerpo, posesiones, reputación, libros, aplausos, cargos, o falta de cargos. Porque la preferencia por alguno de ellos, inmediatamente te hace un esclavo, un subordinado, y encaminado a la decepción.
  • Mantén este pensamiento a la vista en la mañana, mediodía y en la noche:”Hay un camino a la paz y a la felicidad, es la renuncia a las cosas externas; valorar nada como tuyo; dejar todo en manos del Destino, de la Naturaleza, o de Dios. Ten devoción por la única cosa que es realmente tuya y que nadie puede obstruir, tu razonamiento; has “eso” el punto de atención de toda tu lectura, escritura o clase que tomas.
  • Nunca elogies o culpes a alguien, sin mirar exclusivamente a sus juicios. Porque ese es el factor determinante, lo que hace las acciones de los demás, o buenas o malas.

The Inner Citadel – por Pierre Hadot

Luego de analizar por varias décadas la vida y obra de Marco Aurelio, el autor nos presenta este libro como resultado. Para mi, es una joya que me permitió entender a profundidad el Estoicismo. Clarificó muchas ideas que ahora les encuentro sentido. Hizo que entrara de lleno al estudio del Estoicismo. Por su naturaleza pragmática, el libro puede ser de ayuda a todo lector.

Idioma versión: Inglés

Fecha leído: Noviembre 2017
Recomendación: 10/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • Fronto a Marco Aurelio: “La filosofía le dará la sustancia a tu discurso, la retórica su forma.”
  • La filosofía consiste en la forma en que vives tu día a día. Ser un filósofo no es recibir una educación filosófica teórica, o ser un profesor de filosofía. En cambio, es profesar, como resultado de una conversión que causa un cambio radical en el estilo de vida, una forma de vida diferente a la de los demás.
  • La filosofía no consiste en dormir en el piso o en escribir diálogos, sino en rectificar su propio carácter. Esta reside en la simplicidad.
  • Marco Aurelio: “Aprender es algo bueno, incluso para un anciano.”
  • El hombre bueno, tratará en lo posible, de actuar con justicia en el servicio de los demás, de aceptar con serenidad esos eventos que no dependen de él, y de pensar con rectitud y veracidad.
  • La meta suprema de la vida: “vivir en una disposición de indiferencia respecto a las cosas indiferentes.” Aristo de Chios. ¿Qué es indiferente? Lo externo a ti. Pero hay dos tipos de cosas indiferentes: las preferidas y las no preferidas. Las preferidas son la buena salud, seguridad, riqueza. Las no preferidas son la enfermedad, inseguridad, pobreza.
  • Séneca: “Sólo las cosas moralmente correctas son en todo lugar y por siempre placenteras.”
  • Zeno: “Vive de manera coherente, vive de acuerdo con una regla de vida la cual es una y armoniosa, aquellos que viven en incoherencia son infelices.” Persigue vivir de acuerdo a tu regla con todo tu ser.
  • El filósofo es aquel que ama y aspira tener sabiduría, precisamente porque sabe que carece de ella.
  • Los Estoicos creen en la posibilidad del progreso espiritual, por esto urgen a las personas a que se entrenen para lograr sabiduría.
  • Al entrenarse para lograr sabiduría, a través del Estoicismo, no buscamos perfección, hay muchas cosas impredecibles y de simple probabilidad. Solo el Sabio posee perfección.
  • Lo que importa no son los resultados o la eficiencia, sino la intención de hacer el bien. Lo que importa es actuar debido a un solo motivo: el del bien moral, sin ninguna otra consideración de interés o placer. Este es el único valor, y el único que necesitamos.
  • Las tres actividades del alma:
    1. El deseo de acumular lo que es bueno.
    2. El impulso de actuar.
    3. El juicio respecto al valor de las cosas.

    Estas son las únicas cosas que dependen en su totalidad de cada persona.

  • La mente al recibir las imágenes que vienen de las sensaciones corporales, desarrolla un discurso interno, y esto es lo que constituye el juicio. La mente se dice a sí misma lo que es un objeto o evento dad. Aquí tenemos el punto central de todo el Estoicismo: el discurso interno o juicio expresado sobre el tema de las representaciones. Como Epicteto y Marco Aurelio no se cansaron de decir, “todo es cuestión de juicio.” No son las cosas por sí mismas las que nos crean problemas, sino nuestras representaciones de esas cosas, las ideas que formamos de ellas, y el discurso interno que formulamos acerca de ellas. Los deseos e impulsos para actuar son los resultados necesarios de este discurso interno: si deseamos algo, es porque nos dijimos que la cosa en cuestión es buena; asimismo, si queremos hacer algo, es porque nos dijimos que era algo bueno.
  • Todo llega a ti y lo juzgas. Creas tu opinión acerca de ello, cuando deseas algo o hacer algo, es porque la opinión que formaste te dijo que eso es bueno. Recuerda que puedes controlar eso. No agregues nada a lo que ocurre. Solo acepta las representaciones u opiniones cuando son adecuadas a la realidad. Esto aplica primero cuando te hables a ti mismo y segundo cuando hables con los demás. No digas nada de más. Lo bueno y lo malo se encuentra en tus virtudes o vicios, dependen de tu voluntad.
  • Principio fundamental del Estoicismo: la felicidad solo es encontrada en el bien moral o virtud; la desgracia solo es encontrada en el mal moral o vicio.
  • Los humanos son infelices cuando desean cosas que ellos consideran buenas, pero las cuales ellos o pueden fallar en conseguirlas o pueden perderlas; también al tratar de evadir cosas que ellos consideran como malas, pero las cuales son frecuentemente inevitables. La razón es que estos aparentes bienes y males, como la riqueza, la salud, la pobreza y la enfermedad, no dependen totalmente de cada persona. Así, la disciplina del deseo consiste en gradualmente ir renunciando a estos deseos y rechazos, para que finalmente solo desees las cosas que dependen de ti, en otras palabras, el bien moral, y solo rechaces las cosas que dependen de ti, el mal moral. Aquello que no depende de ti es indiferente, lo que significa que no debes tener ningún orden preferencial respecto a ellas, sino aceptarlas porque son el resultado de la voluntad de Dios o el Destino.
    Renuncia a desear o rechazar lo externo a ti. Solo desea las virtudes y rechaza los vicios. Ambas cosas dependen de ti. Para todo lo demás, Amor Fati. Recuerda que hay preferidos indiferentes, como la salud, riqueza, seguridad; y no-preferidos indiferentes como la enfermedad, pobreza e inseguridad.
  • Los dogmas o reglas fundamentales tienen el riesgo de morir, si no las practicas constantemente, para así tenerlas presentes. Es importante repetir diariamente los ejercicios estoicos, con los cuales recordarás los principios fundamentales para mejorar tu carácter, mejorar tu vida.
    Sé prudente, veraz, ten inteligencia emocional y sabiduría; sé justo, ama la humanidad; Sé moderado, disciplinado, autocontrolado, moderado, ten abstinencia total de lo que te hace daño, ten templanza; ten coraje, valentía, resistencia, persistencia y fortaleza; sé honrado y humilde; ten empatía y compasión; di y haz solo lo necesario, no desperdicies tu tiempo; acepta tu destino con amor, amor fati; ayuda a los demás sin esperar nada a cambio, sé altruista y agradecido; recuerda que eres tu capacidad de razonamiento y elección; recuerda que tus únicas posesiones están dentro de ti; sé objetivo; recuerda lo pequeño y corto de tiempo que son los eventos humanos respecto al tamaño y tiempo del Universo; recuerda que todo tiene un final; internaliza tus metas; lo bueno y lo malo se encuentra en tus virtudes o vicios.
  • Repetir los dogmas para uno mismo, o escribirlos para uno mismo, es vivir un retiro espiritual. No en los campos, playas o montañas, pero dentro de uno mismo. Allí es donde uno encuentra las fórmulas que nos pueden renovar. Permite que sean concisos y esenciales.
    El verdadero retiro espiritual ocurre dentro de ti mismo. Cada día recuerda los dogmas estoicos y se grabarán en tu ser. Actuarás de forma inconsciente como un Estoico, como un virtuoso.
  • Las tres disciplinas:
    1. Disciplina del Consentimiento: objetividad. Juicio claro en todo momento. Analiza todas las representaciones que te llegan. Ponlas a prueba.
    2. Disciplina del Deseo: Amor Fati. Autocontrol. Disciplina. Desea lo que ocurre, rechaza lo que no ocurre. Desea y rechaza solo lo que controlas, tus virtudes y vicios.
    3. Disciplina de la Acción: Justicia. Ama la humanidad. Trabaja por el bien común.
  • Vivir una vida filosófica Estoica esencialmente consiste en dominar tu propio discurso interno. Todo en la vida de alguien depende en cómo se representa las cosas a sí mismo. Pon atención a tu discurso interno, tu calidad de vida depende de ello.
  • El verdadero filósofo es aquel que está consciente de que aún no ha alcanzado sabiduría. Marco Aurelio escribía en su diario como una técnica para influenciar a sí mismo, y transformar su discurso interno al meditar en las reglas de vida Estoica. Al escribir sobre Estoicismo, sobre las virtudes, vas cambiando tu manera de pensar, vas mejorando tu carácter. Es un proceso sin fin, con el cual vas creciendo. Como un filósofo, entiende que siempre hay espacio para mejorar.
  • Actúa de acuerdo con tu naturaleza racional. Las acciones que realizas también tienen un efecto en aquellas cosas que solo controlas parcialmente, en las que puedes influenciar pero no del todo, como es el caso de las acciones de los demás, la fama, la salud, la política. Estas deben ser consideradas como pertenecientes a nuestro instinto natural de auto-preservación. Todas esas acciones encaminadas a lograr una de estas cosas que no controlas del todo, deben estar guiadas por tu intención de ponerte al servicio de la humanidad, de actuar con justicia.
  • Cada representación, cada impresión que se te presenta debe estar sujeta a la crítica, a tu diálogo interno y el juicio que enuncias respecto a ella no le agregues nada subjetivo. Solo así estarás disponible a dar tu consentimiento a un juicio verdadero. El bien y el mal solo se encuentra en tu facultad de juicio. Sé objetivo. Cuestiona todo lo que te llegue. No creas nada sin ser puesto a prueba. No le agregues nada a la información.
  • La esencia de la humanidad consiste en la razón, el principio de libertad y el poder de elección.
  • Cada impulso y cada deseo tienen su base y origen en un juicio. Es una función de su discurso interno que el alma siente determinado impulso para actuar, o una determinada disposición interna de deseo.
    Por esto, ten cuidado con lo que permites en tu mente. Cada impulso y deseo se basa en tus opiniones internas. Recuerda que eres el promedio de las cinco personas con quienes más te relacionas. Bloquea todo aquello negativo, en el primer momento que lleguen a ti, no le permitas que se alojen en tu mente.
  • Solo desea el bien moral, lo cual depende de ti; solo rechaza el mal moral, lo cual depende de ti; para todo lo demás, lo aceptas con amor porque es obra del Destino o de Dios.
  • Epicteto dijo que “la tarea del filósofo es:
    • Adaptar su propia voluntad a los eventos.
    • Así ningún evento ocurrirá cuando él no quería que ocurriera.
    • Así tampoco ningún evento no ocurrirá cuando él quería que sucediera.

    Adáptate a todos los eventos. Amor Fati. Así nada pasará que no querías que pasara. Nada no pasará que querías que pasara. No desees nada fuera de ti. Así no te frustras por tus deseos, ni experimentas lo que rechazas.

  • Para dominar tus deseos y acciones, debes dominar tu juicio, tu opinión interna sobre las cosas externas. Esa representación que creas, esa impresión sobre algo, es lo que crea el deseo y luego las acciones. Es un aprendizaje en conjunto: domina tus pensamientos, desde la primera vez, no permitas nada falso en tu mente. De aquí saldrán tus deseos y acciones.
  • La disciplina del Deseo consiste no en solo aceptar lo que pasa, sino también en contemplar con admiración el trabajo de Dios o la Naturaleza. Amor Fati, no te quejes de nada. Lo que llega o se va, agradécelo, no tienes otra opción. Aprecia todo lo que ves u ocurre con fascinación.
  • Como Sócrates solía decir que una vida sin examinar no vale la pena vivirla, nosotros no debemos aceptar una representación sin examinar.
  • Nunca aceptes nada sin analizar, sobre todo tus opiniones internas.
  • Es indispensable aprender lo más pronto posible a cómo criticar nuestras propias representaciones, y cómo dar nuestro consentimiento sólo a aquellas que son adecuadas.
  • Una representación objetiva o adecuada es aquella que corresponde exactamente con la realidad, lo que significa que ella genera dentro de nosotros un discurso interno el cual describe de manera pura y simple un evento, sin añadirle ningún juicio subjetivo.
  • No le agregues nada a la información que recibes. Enfócate en la realidad, no utilices sustantivos ni adjetivos, no le agregues tu opinión a lo que ocurre.
  • Las cosas externas no entran a tu cuerpo por sí solas, eres tu quien le abre la puerta y dejas que esa representación te afecte si tu discurso interno así lo hace. Tienes el poder de bloquear eso, nada afecta tu mente que no lo permitas, solo tu mismo.
  • Lo bueno y lo malo solo se encuentra en tus elecciones, tus libertades, tus juicios. Todo lo demás es indiferente. Si te molesta algo, es porque has olvidado esto.
  • Recuerda que hay dos tipos de cosas indiferentes:
    • Las Indiferentes Preferidas, como la buena salud, la riqueza y la buena dicha.
    • Las Indiferentes No Preferidas, como la enfermedad, la pobreza y la desdicha.
  • Epicteto: “No te digas que las cosas indiferentes son necesarias para ti, y ellas no lo serán.” (IV, I, 110). Controla tus pensamientos, mejora tu vida.
  • No eres el cuerpo que utilizas ni el aire vital que le da vida. Esto fue impuesto a ti por la Naturaleza, por el Destino, por Dios. Independiente de tu voluntad. Eso no te pertenece. Lo único que te pertenece es tu razonamiento y tu capacidad de elección.
  • Límites para entender quién o qué eres:
    1. Sobre los demás: deja el chisme, no hables ni critiques a los demás, a menos que sea por el bien común. Tienes cosas más importantes que hacer, ¿o no?
    2. Sobre el pasado y el futuro: están fuera de tu control, no son buenos ni malos, son indiferentes. Recuerda ser indiferente con lo indiferente.
    3. Sobre las emociones involuntarias: razona toda impresión que recibas, no te dejes dominar por la primera impresión que tengas. El sabio no se deja dominar por sus emociones. Las analiza, no las acepta como una realidad, es objetivo. Ten presente que siempre serás sensible a sentir emociones involuntarias, no podrás controlarlas, lo que si puedes y debes aprender a controlar, es tu juicio respecto a lo que sucede.
    4. Desea todo lo que ocurre. Amor Fati: aprende a desear solo aquello que ocurre, aprende a rechazar solo aquello que no ocurre. Desea actuar con bien moral, desea ser un virtuoso. Rechaza actuar con mal moral, rechaza tus vicios.
  • Para delimitar quién eres, practica:
    1. Disciplina del Consentimiento: razona toda impresión, sé objetivo.
    2. Disciplina del Deseo: reconoce lo que depende de ti, lo indiferente preferido y lo indiferente no preferido.
    3. Disciplina de la Acción: actúa por el bien común, por la justicia.
  • Solo cuando estás activo, eres tu mismo y eres libre. Solo puedes estar activo en el presente. Solo el presente es tuyo, y el presente es todo lo que vives.
  • Nadie puede quitarte la libertad de elegir; lo que sea que te esté ocurriendo, enfermedad, pobreza, hambre, puedes rechazar verlas como cosas desafortunadas, nadie te puede impedir eso. Tienes la capacidad de elegir tus pensamientos.
  • Heredado de Sócrates, el Intelectualismo Estoico proclama que toda virtud es una clase de conocimiento, y todo vicio es ignorancia. Platón: “cada alma está privada de la verdad involuntariamente.” Epicteto: “todo error implica una contradicción, porque aquel que erra no lo deseaba, deseaba el éxito, entonces es obvio que no está haciendo lo que desea.”
  • La Disciplina del Deseo consiste en no desear cualquier cosa contraria a lo que te trajo el Destino. Consiste en querer hacer aquello que tu propia naturaleza quiere que haga.
  • Solo el presente está en tu poder, simplemente porque lo único que vives es el momento presente. El presente es real y tiene valor, solo si te enfocas en el.
  • No crees ansiedad al pensar en todas las cosas que pueden suceder. Mejor, cuando cada una de ellas ocurra, pregúntate: “¿qué hay respecto a esta situación que es insoportable?” Estarás avergonzado si contestas de manera afirmativa. Delimita el presente al definirlo y aislarlo, así lo reduces a tal tamaño, que tu poder de reflexión se sentirá avergonzado por no poder soportar tan pequeño y aislado evento.
    Este ejercicio es lo mismo que dividir en sub-metas alguna meta, pero aplicado a situaciones incómodas, que al ser subdivididas en partes tan pequeñas e insignificantes, le daría vergüenza a cualquier persona con capacidad de razonamiento. Esto sirve para ganar auto-control, al dividir hasta sus partes más pequeñas todo aquello por lo que tengas apego. Dominarás tus impulsos y deseos hacia ese objeto al hacer esto.
  • Al pensar en tu propia muerte, confieres seriedad, valor infinito y esplendor a cada instante presente de la vida. “Realizar cada acción de la vida como si fuese la última,” significa vivir el momento presente con tal intensidad y con tal amor, que en un sentido, una vida entera es contenida y completa dentro de ella misma. Vive con amor, intensidad y vigor cada momento. Disfruta cada instante como el último.
  • La mayoría de las personas no están vivas, porque no viven en el presente, se pasan la mayor parte de su tiempo fuera de sí mismas. Ellos no saben que el presente es el único punto en el cual ellos son realmente ellos y libres. El presente es el único punto en el que, gracias a tus acciones y tu consciencia, te da acceso a la totalidad del mundo.
  • La característica propia del hombre bueno es amar y recibir con alegría todos esos eventos que él encuentra y que están conectados a él por el Destino. Sé agradecido y ama todo lo que te ocurra. Solo desea y rechaza lo que depende de ti. Solo desea lo que ocurra, solo rechaza lo que no ocurra.
  • Marco Aurelio: “¿Entonces algo te ocurrió? Bien! Todo evento que te encuentras ha sido conectado a ti por el Destino.” Fíjate que si estás enfermo, o perdiste a tu hijo, o eres víctima de un accidente, es todo el Cosmos que está implicado en el evento. Recuerda que no hay nada bueno ni malo externo a ti, estos eventos son cosas del Destino, lo que sea que pase, BIEN! Búscale el lado positivo y aprende algo.
  • Indiferencia no significa ser frío. Por el contrario: dado que un evento es la expresión del amor que tiene el Todo por sí mismo, y porque es útil y determinado por el Todo, tú también debes amarlo. Ser indiferente a las cosas indiferentes (las cosas que no dependen de ti) de hecho significa no hacer diferencias entre ellas, significa amarlas por igual, así como la Naturaleza o el Todo las produce con igual amor. Todo viene del Todo, de la Naturaleza o de Dios, por eso debes amarlo por igual. Ama todo lo que no depende de ti; si ocurrió, fue porque el Destino, Dios, o la Naturaleza así lo tenía planeado. Lo que ocurre, pertenece al Todo, y es por tanto necesario. Lo aceptas, lo amas.
  • Epicteto: “no busques que las cosas pasen de la forma que quieres, mejor desea que lo que pase, pase de la forma que pasa, así serás feliz.” Solo desea que lo que pase, pase de la forma que pase.
  • Nietzsche: “el nivel más alto que un filósofo puede lograr: es tener una actitud dionisíaca respecto a la existencia. Mi fórmula para eso es Amor Fati.” Acepta con amor toda la existencia. Maravíllate con todo de manera espontánea y emocional. Disfruta el presente.
  • Cada día di: “he completado mi vida y he obtenido todo lo que podía haber esperado de ella. Esto es lo que me permite morir en paz.” Vive cada día como si fuese el último, algún día estarás en lo cierto. Lo importante de esto es que disfrutes de verdadera felicidad en el momento presente.
  • Wittgenstein: “si entendemos por eternidad no una infinita duración de tiempo, sino una falta de temporalidad, entonces aquel que vive en el presente, vive eternamente.”
  • Séneca: “sin importar la hipótesis que aceptas, ya sea Dios o la Evolución, debemos filosofar: eso es, debemos amorosamente rendirnos a la voluntad de Dios, u orgullosamente rendirnos a la voluntad de la Evolución.” Sin importar tu creencia, acepta con amor lo que sea que te ocurra.
  • La razón por la que piensas que un accidente no puede ser el trabajo de una Providencia Benevolente es porque te está ocurriendo a ti, es presente a ti, y es percibido por ti, o porque lo representas a ti mismo como repugnante o terrible. Entonces, te puedes rebelar, criticar la Razón Universal, la Naturaleza, Dios, y rechazar aceptarlo. Consecuentemente, la Disciplina del Deseo consiste en rectificar estos juicios falsos, al descubrir que los eventos en cuestión de hecho son el resultado de la benevolencia de la Naturaleza, aunque sin haber sido influenciados directamente por ella. Los fenómenos naturales no escogen y eligen entre los individuos. Precisamente porque la Providencia Estoica es racional, no es omnipotente. Dios, la Naturaleza, el Destino, la Evolución no son omnipotentes. Si así fuese, nada natural afectase a ningún ser vivo. La Naturaleza creó todo y las cosas que ocurren, son consecuencias de la creación.
  • Sin importar la razón de la creación o la causa, quién gobierna el Universo, debes amar todo lo que ocurre. Por ejemplo:
    • Si crees en el Destino, aplica Amor Fati.
    • Si crees en algún Dios, sé bueno para que recibas ayuda Divina.
    • Si crees en el caos, conténtate que en este mundo loco, aún tienes una inteligencia que te guía.
  • Marco Aurelio (V, 8): “la frase: “Asclepius le ordenó que practicara duchas frías, caminar descalzo y montar caballo,” es análoga a esta otra: “la Naturaleza, el Destino o Dios le ordenó enfermedad, deformidad, una pérdida o algo semejante.” En la primera frase, “ordenó,” significa “que le prescribieron algo que correspondía al estado de su salud.” En la segunda frase, cada evento que le ocurre ha cada persona a sido asignado por la Providencia… Entonces, aceptemos estos eventos, así como aceptamos las “órdenes” de Asclepius.”
  • La tarea de la Disciplina del Deseo es denunciar falsos valores. Al ser objetivo, al reducir todas las cosas a sus partes, excepto por las virtudes, ves las cosas como son. No sobrevaloras la comida, viviendas, o carros. También aplica a la fama, riquezas, personas que se creen importantes, la vida, la muerte.
  • Séneca: “la vida no está hecha para almas delicadas.” Ni te sorprendas ni te quejes de nada. No seas débil. Ten resiliencia, resistencia, persistencia.
  • Familiaridad con la Naturaleza es una de las aptitudes fundamentales de aquel que practica la Disciplina del Deseo. Todo lo que ocurre proviene del mismo lugar: la Naturaleza. Aprende a ver la belleza en cada creación. El sucio, lodo, espinas o veneno, vienen de la misma fuente que las flores, el mar, el cielo. No hay diferencias entre ellas, todo es igualmente natural.
  • Cuando ves tu vida desde lo más alto, te das cuenta que belleza hay en todo, pero tan bien ves qué tan insignificantes son esas cosas que deseas o tienes. Recuerda lo diminuto en tiempo y tamaño que son los eventos humanos, respecto al tiempo y tamaño del Universo.
  • Mirar las cosas desde lo más alto, practicar visión espacial, significa mirar los eventos humanos desde el punto de vista de la muerte. Solo este punto de vista puede darte el desapego, elevación y la distancia que son indispensables para que puedas ver las cosas como realmente son. Piensa que es tu día final, pregúntate: ¿tiene esto importancia? Casi todo carece de importancia desde este punto de vista. Así te enfocas en lo importante.
  • ¿Estás obsesionado con la gloria, la fama, el lujo, el poder? Estos son valores falsos. Haz lo que tienes que hacer, cumple con tu función como ser humano, tu misión: ayudar a los demás. Pero no persiguiendo estos falsos valores. ¿Por qué quieres que te recuerden personas que no siquiera conoces? Personas que ni siquiera se conocen a sí mismas…
  • Marco Aurelio: “¿existe en la vida humana algo más valioso que la Justicia, la Verdad, la Templanza o el Coraje?” La única grandeza en la vida terrenal, pero también la única alegría, es la pureza de la intención moral.
  • Tu mismo tienes la capacidad de transformarte, pasar a un estado mental más elevado, al darte cuenta que tienes la capacidad de razonamiento y elección:
    • Pasar de la Necesidad a la Libertad, significa que lo que un día entiendes como una necesidad, al darte cuenta de tu capacidad de elegir, pasas a ser libre al entender que realmente no era una necesidad.
    • De la Libertad a la Moralidad. Ya estando libre de esas supuestas necesidades, tienes ahora la capacidad de elegir una vida moralmente buena, lo cual es lo más importante para los humanos.
  • Marco Aurelio (XII, 20): “no hagas nada aleatorio. Nada que no esté relacionado con alguna meta. No hagas nada que no tenga como meta el servir a los demás.”
  • Entrégate con toda tu alma a lo que hagas. Analiza todas tus acciones y que tengan como meta la Justicia o el Bien de la Humanidad. No quieras hacer un millón de cosas aleatorias. Mejor haz una sola y analiza todos sus ángulos. Esto es la Seriedad de la Acción. Ten disciplina. Lleva tu vida de acuerdo a tu filosofía de vida.
  • Recuerda que tu muerte llegará, no pierdas tiempo en cosas sin sentido. Entrégate con todo tu ser, al pensar en tu muerte, cada acción que haces la analizas y te entregas a ella. Memento Mori.
  • Además de no hacer muchas cosas a la vez, las cosas que sí decides hacer deben ser aquellas por el bien común. Elimina tus acciones y palabras innecesarias, también las representaciones innecesarias. Esto te traerá serenidad.
  • Si te das cuenta del valor del instante más pequeño, y si consideras tus acciones presentes como las últimas de tu vida, ¿cómo podrás desperdiciar el tiempo en actos fútiles y sin sentido?
  • El bien moral se encuentra dentro del humano y las cosas que dependen de él: pensamiento, acción y deseo; y ese pensamiento, acción y deseo debe querer estar alineado con la Razón Universal, Dios. La felicidad solo se encuentra en el bien moral.
  • No tienes que decirle a los demás lo que eres, demuéstralo con tus acciones: sé honesto, justo, prudente, valiente, disciplinado, humilde, veraz, alegre, motivador, enérgico, ama todo, no te quejes por nada.
  • Sé flexible con tus decisiones, recuerda que eventos externos pueden impedir o entorpecer tu acción, y al mismo tiempo mantente firme en tu decisión, pero abierto a que puedes modificarlas con el fin de adecuarse a lo que ocurre. Tu meta no cambia, solo la forma o momento puede ser cambiada. Utiliza condicionantes: “voy a hacer “x”, si tengo la disponibilidad de tiempo y nada entorpece mi acción.” Cuando ocurra algo que altere tu plan, lo aceptarás más fácil, ya que lo habías previsto. Las cosas que más te afectan son las imprevistas, las sorpresas.
  • Séneca: “el sabio no cambia su decisión, si todo se mantiene como era cuando tomó la decisión. Sin embargo, todo lo toma con una “cláusula de reserva.” En sus decisiones más firmes, el permite eventos inciertos.”
    Marco Aurelio: “firme perseverancia en las decisiones que fueron tomadas luego de una reflexión madura.” Debes hacer todo lo que está en tu poder para lograr tus metas, pero lo más importante son esas acciones que hagas, no la meta en sí. El verdadero valor está en el proceso, no en el resultado. Así se vive en el momento presente. Las metas externas a ti no dependen 100% de ti, por lo tanto, no te pertenecen. Salen de tu círculo de control. Trata de internalizar tus metas. Claro, siempre habrán metas externas a ti, para éstas, aplica Amor Fati y da lo mejor de ti.
  • El obstáculo es el camino. No importa lo que ocurra, lo que sea se vuelve parte del camino, tu intención es lo que no cambia, puedes modificar tus acciones para ajustarlas a la nueva condición pero tu disposición de lograr algo continúa.
  • Cualquier cosa que pase, que impida tu acción, te sirve para practicar el Amor Fati, la Disciplina del Deseo y tu fuerza de Voluntad. Lo aceptas, lo amas y te transformas adaptándote a lo nuevo.
  • Séneca: “el benefactor no debe considerar que la persona que recibe sus beneficios está en deuda con él.”
    Marco Aurelio: “lo que es bueno para el Todo es bueno para las partes. Si aún no entiendes que eres un miembro del cuerpo hecho por seres racionales: entonces no amas a los seres humanos desde lo más profundo de tu corazón; aún no te regocijas pura y simplemente al hacer el bien, y, además, solo haces el bien por las apariencias.” La virtud es su propia premio.
  • Una acción genuinamente buena debe ser espontánea y sin considerar, como instinto animal. Debe venir sin esfuerzo, de ti mismo, la consciencia perturba la pureza del acto. Estar consciente de hacer el bien significa asumir una actitud (sentir placer por la misma) y no dedicarle toda tu energía al acto en sí. Este nivel se alcanza con la práctica, la repetición de actos buenos hacen que sean algo natural en ti. Los hábitos llegan a formar virtudes de esta manera.
  • Los golpes que no son inesperados, sino previstos, te golpean menos duro y te hieren menos profundamente, que aquellos que te golpean de forma inesperada. Recuerda que existe la posibilidad de que algo obstaculice tu plan, tienes que pensar de antemano todo lo que puede ocurrir, para eliminar la sorpresa. Al sabio nada le ocurre por sorpresa.
  • Séneca: “un alma obsesionada con el futuro es miserable en efecto; es infeliz incluso antes de cualquier evento desafortunado.” Cuando ocurren eventos desafortunados, si te concentras en el presente y circunscribes los eventos al momento cuando ocurren, será más fácil soportarlos un instante a la vez. Las cosas desafortunadas que piensas que pueden pasar, no son realmente desafortunadas. Solo en el presente existen las cosas desafortunadas o no. En el futuro solo es imaginación.
  • Recuerda el Dogma Estoico; te permitirá comprender que sin importar las dificultades, obstáculos, juicios y sufrimientos que puedan pasarte, no son males, ya que no dependen de ti y caen fuera del campo de la moralidad.
  • Ejercicio de anticipación racional:
    1. Practica confrontar mentalmente las pruebas futuras que te puedan suceder, así no te tomarán de sorpresa.
    2. Te acostumbrarás a mantenerte libre internamente respecto a lo que puede estar más allá de tu control en tu día a día.

    Esto se puede ver como una “contemplación de eventos catastróficos.” Al ser objetivo, practicas no permitir que las falsas representaciones de lo que sucede te afecten, te enfocas en lo que controlas y si ocurren, sería menos fuerte, al ya haberlas contemplado de manera racional.

  • Dicotomía de la Acción: debe existir la serenidad del sabio, que no le afectan las situaciones dramáticas, sólo acepta la realidad como es; y la preocupación de un hombre de acción, quien persigue cualquier acción que ha tomado, a pesar de todos los obstáculos y dificultades, adaptando sus acciones a las circunstancias actuales, aunque siempre consciente de su meta: Justicia y el servicio de la comunidad humana.
  • Ayuda a los demás sin importar que le den valor a las cosas indiferentes. Ayúdalos dentro de lo posible. Pero no te dejes llevar por su representación acerca de aquello indiferente. Tampoco sientas lástima, como si lo que le pasa es una verdadera ocurrencia desafortunada.
  • Herodian: “riqueza del alma, estaba en los ojos de Marco Aurelio a la hora de casas a sus hijas, la única riqueza genuina, apropiada e inalienable.”
  • Cuando alguien se equivoca, recuerda que fue por ignorancia, que fue en contra de su voluntad. Perdónalo, no sabe lo que hacía. Mantente sereno siempre y utiliza distintos métodos para ayudar a los demás a estar en el camino correcto. Si no logras ayudar al infractor, practica entonces la paciencia, tolerancia y perdón. Si has de enojarte con alguien, sería contigo por tu incapacidad de ayudarles.
  • Actúa con gentileza siempre. Es mejor para lograr el Bien Común. No te enojes con nadie, mantente gentil. Recuerda, sin embargo, que hay personas que no cambian, que no se dejan persuadir. Tu trabajo es mantenerte gentil, pero firme.
  • Las virtudes:
    1. Prudencia: es la ciencia de lo que se debería hacer o no.
    2. Justicia: es la ciencia de lo que se debería distribuir o no.
    3. Coraje: es la ciencia de lo que se debería tolerar o no.
    4. Templanza: es la ciencia de lo que se debería elegir o no.
  • Las tres Disciplinas y las tres Virtudes:
    1. Disciplina de la Acción: indica ayudar al prójimo. Justicia.
    2. Disciplina del Consentimiento: indica a distinguir entre la verdad y la falsedad. Prudencia.
    3. Disciplina del Deseo: indica aceptar el Destino. Templanza.
  • Séneca: “el efecto de la sabiduría es una alegría continua… y solo el fuerte, el justo, y el disciplinado puede poseer esta alegría.” Los seres vivos experimentan alegría cuando realizan la función para la que fueron hechos y actúan de acuerdo a su naturaleza: ser justos, valientes, disciplinados y prudentes.
  • Séneca: “el placer no es la recompensa por una virtud, tampoco su causa, es algo añadido a ella. La virtud no es elegida porque causa placer; pero si es elegida, causa placer. La alegría que surge de la virtud… como felicidad y tranquilidad… son consecuencias del mayor bien, pero no lo constituyen.” La alegría no es la meta de las acciones virtuosas. La virtud no espera nada a cambio. Ella misma es su propia recompensa. Esta alegría llega como un extra al ser virtuoso y actuar conforme a la Naturaleza.
  • La alegría se basa en el reconocimiento del valor único de la sola cosa necesaria que puede existir en el mundo humano: la pureza de las intenciones morales. No podrás encontrar, de acuerdo con Marco Aurelio, “en la vida humana, un bien superior a la justicia, la verdad, la templanza y la fuerza.”
  • Marco Aurelio: “¿hacia cuál meta estoy utilizando mi alma en este momento? Pregúntate esto en cada circunstancia.” Buena pregunta para tratar de hacer cosas con sentido o parar cuando te encuentres que no la estás haciendo.
  • Es extremadamente difícil transformar a las masas humanas, cambiar los valores que les fascinan, y las opiniones que causan sus actos; o hacer filósofos de ellos. A menos que alguien transforme su manera de ver las cosas, cambiar completamente la vida moral de cada individuo, cualquier reforma impuesta sin su consentimiento los sumergirá en la esclavitud “de las personas que gimen al pretender obedecer.”
  • Un Estoico, es aquella persona que cada pensamiento, cada deseo, y cada acción estaría guiada por la Razón Universal. Si el mundo es ordenado o caótico, depende de ti ser racional y coherente contigo mismo.
  • Immanuel Kant: “actúa sólo de acuerdo a la máxima que es tal que tú puedes desear, al mismo tiempo, que se convierta en una ley universal. Actúa como si la máxima de tu acción fuera, por tu voluntad, a ser erecta como una ley universal.”
  • El propósito de tu vida es vivir en completa conciencia y lucidez; darle a cada uno de tus instantes la máxima intensidad; y darle sentido a tu vida completa.

Cómo Manejar Relaciones Tóxicas

Disfrutar relaciones sanas en los distintos ámbitos de tu vida (laboral, familiar, y social), depende de ambas partes. Es imposible que solo una de las partes tenga una actitud positiva y realmente exista una relación basada en la verdad y el respeto. Claro, en la vida encontrarás hipócritas y mentirosos que por momentos podrán engañarte, bien por ellos. Seguimos adelante y recordamos que es parte del planeta esta clase de personas.

Entiendo que la mayoría de las personas valoramos las relaciones humanas. Son de suma importancia en un momento de dificultad sentimental o económica y también para celebrar nuestros éxitos. Los seres humanos somos animales sociales. Es normal. El gran éxito de las redes sociales es porque ayudan a socializar a las personas, conectamos con los demás y nos encanta. Pero a veces nos encontramos en relaciones negativas, relaciones que nos perjudican, relaciones tóxicas.

Relaciones Tóxicas

Las relaciones tóxicas consumen mucha energía. Debes cuidarte de ellas. Sin importar quien sea la otra persona, puede ser tu jefe, tu “mejor” amig@, o hasta tu madre, debes alejarte emocionalmente de esa persona. La distancia creará una barrera y a la hora de tener que interactuar, trata de convertir el episodio en un juego, en una competencia. A ver qué tan rápido esa persona quiere aprovecharse de ti con sus extorsiones, o sugestiones, o con su actitud pasivo-agresiva, o su actitud de víctima.

Al hacer un juego la interacción, te divertirás y verás todo de manera más objetiva. También como ya esperas un tipo de comportamiento, como ya visualizaste ese comportamiento negativo de la otra persona, será más fácil tolerarlo. Como nos dicen los estoicos, Séneca y Marco Aurelio.

Este proceso de hacerlo un juego resultará en que ya no te afectará dicha relación. Podrás responder a las acciones negativas de la otra persona de manera más calmada y fría. Verás que realmente no te están haciendo daño, ya que con palabras no pueden dañar tu carácter, tu mente. Tendrás control de la situación. Tendrás control de tus emociones y pensamientos.

Esta es la manera de manejar las relaciones tóxicas, recuerda que no podrás cambiar los comportamientos de los demás. Debes enfocarte en cambiar tus reacciones ante determinadas situaciones. Debes aplicar Responsabilidad Extrema. No esperes que el tiempo o la madurez cambiará de manera positiva a los demás. Eres tú el responsable de tu tranquilidad y paz. Toma el control de tu vida y no permitas que nadie afecte tu felicidad.

Resumiendo

  1. Aléjate emocionalmente de esa persona.
  2. Visualiza los comportamientos negativos de esa persona.
  3. Cuando tengan que interactuar, haz un juego de la misma.
  4. Ríete cuando notes uno de esos comportamientos que visualizaste previamente.
  5. Enfócate en tus pensamientos y recuerda que tienes control de tus reacciones.

Cómo Amar Incondicionalmente

Cuando amas sin esperar nada a cambio, no piensas en el resultado que tu acción puede generar. Te enfocas en el proceso y lo disfrutas. Amar es una acción y al realizar dicha acción sientes una gran satisfacción. Satisfacción que no depende de que alguien te responderá con el mismo amor. El amor verdadero es amor incondicional. Es incondicional porque no depende de condiciones externas.

Es amar sin importar la situación que ocurra. Es amar en la pobreza y en la riqueza. En la felicidad y en la tristeza. En la juventud y en la vejez. En la casa y fuera de ella. En la salud y en la enfermedad.

Es entregarte completamente por el bienestar de otra persona. Cuando ayudas a un desconocido en un momento de vida o muerte, es amor incondicional. Piensas en salvar una vida, no en lo agradecida que estará dicha persona. El trabajo que realizan l@s policías, militares, bomberos, paramédicos, enfermeros, y doctores, no es solo un trabajo, es amor incondicional. Arriesgan sus vidas por el bienestar de los demás. No hay dinero alguno que pague esas acciones.

Es el amor que sientes hacia un bebé o una persona que ha perdido la memoria. En ambos casos, tus acciones no tendrán una respuesta igual. Todo lo contrario, serán olvidadas completamente. Aun así, muchas personas realizan un sinnúmero de actividades tanto para los bebés como para aquellos que han perdido la memoria.

Por ejemplo, al amar incondicionalmente a tus hijos, te sacrificas por su bienestar. Aprendes a vivir privado del sueño. Cambias tus prioridades en la vida. Aprendes el significado de la palabra abnegación.

Otro ejemplo es el amor incondicional hacia tu pareja. Cuando lo pones en práctica, te haces responsable totalmente por la relación. Es tener Responsabilidad Extrema. Es entregarte 100% a la misma. Las relaciones de parejas exitosas son aquellas en que ambos miembros ofrecen el 100%, no un 50% y 50%.

Escuché hablar acerca del amor incondicional por parte del filósofo Alain de Botton. Nunca le había prestado atención a dicha frase o a lo que se refiere amor verdadero. Al meditar sobre estas ideas, concluí que es algo que debo practicar y por tanto puedo mejorar. Recuerda:

  1. Amar es una acción, con la práctica mejoras.
  2. Ama sin importar la situación que ocurra.
  3. Ama por el bienestar de los demás.
  4. Ama y no esperes nada a cambio.

MUY IMPORTANTE. Todo esto NO significa amar cuando alguien te quiera lastimar. Cuando alguien hace acciones injustas hacia ti, el amor incondicional que debes aplicar es tu amor propio. Recuerda a Marcos Aurelio y no tienes que desearles mal ni odiarlos. Solo no permitas que nadie se aproveche de tu bondad y sigue adelante.

© 2017, Erwin Pérez

Cómo Proust Puede Cambiar tu Vida – por Alain de Botton


rsz_51in

Título original: How Proust Can Change Your Life. Alain de Botton es un gran filósofo de la actualidad. En este libro presenta la vida del novelista francés Marcel Proust, y cómo podemos obtener beneficios en nuestras vidas de acuerdo con los escritos de Proust. Habla del amor propio, del mejoramiento personal, lo valioso del tiempo, las emociones, ser buen amigo, y la felicidad en el amor.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Julio 2017
Recomendación: 8.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • Ajusta tus prioridades antes de que sea demasiado tarde. Deja de perder tu tiempo, y aprende a apreciar tu vida.
  • Cuando dos personas se separan, aquella que no está enamorada es quien hace los discursos tiernos.
  • Realmente no aprendes nada apropiadamente hasta que no existe un problema, hasta que tienes un dolor, o hasta que algo ocurre de forma inesperada.
  • Sufres, por lo tanto piensas, y lo haces porque el pensamiento te ayuda a situar el dolor en su contexto, te ayuda a entender sus orígenes, trazar sus dimensiones y reconciliarte con su presencia.
  • Nadie puede enseñarte sabiduría, tienes que descubrirla por ti mismo en un viaje que nadie puede tomar por ti, un esfuerzo en el que nadie te puede ayudar. Esto mismo nos dice Siddhartha. El conocimiento debemos aplicarlo para obtener sabiduría.
  • Marcel Proust dijo: “La felicidad es buena para el cuerpo, pero es el dolor el que desarrolla la fortaleza mental.”
  • Todo el arte de vivir es para hacer uso de los individuos a través de quienes sufres.
  • Los dolores, en el momento en que cambian a ideas, pierden parte de su poder para dañar tu corazón.
  • Reconoce que tu mejor oportunidad de satisfacción radica en recoger la sabiduría que se te ofrece en forma codificada a través de tus resfriados, alergias, indiscreciones sociales y traiciones emocionales, y para evitar la ingratitud de quienes culpan a los guisantes, los agujeros, el tiempo y el clima.
  • Para ser un buen amigo, como lo fue Marcel Proust, debes:
    1. Ser generoso.
    2. Ser sencillo.
    3. Hablar menos de ti mismo.
    4. Ser curioso.
    5. Recordar fechas importantes.
    6. Ser modesto.
    7. Ser buen conversador.
  • No seas absoluto en tus declaraciones. Utiliza frecuentemente palabras como “quizás”, “tal vez”, o “¿no te parece?” Esto ofrece a los demás ver tus opiniones como posibilidades, no como declaraciones irrefutables.
  • Marcel Proust dijo: “No hay falsa amabilidad con los libros. Si pasamos la noche con estos amigos, es porque realmente queremos.”
  • Evita hablar mucho de ti. No tengas ningún resentimiento acerca de hacer más preguntas de las que respondes. Mira la amistad como un lugar donde puedes aprender, no es para dar clases a los demás.
  • Tus insatisfacciones pueden ser el resultado de no mirar adecuadamente tu vida, en lugar del resultado de algo inherentemente deficiente sobre ella. Aprende a apreciar lo que tienes.
  • Aprende a abrir tus ojos y mirar lo que realmente es importante. Tu concepto de belleza debe incluir cosas comunes, como un pedazo de pan en la mesa, una flor, o un insecto. Modera tus expectativas respecto a todo: una obra de arte, una persona famosa, una comida exótica. Evita fijarte en faltas de ortografía o falta de conocimientos en una materia, cuando te juntes con personas menos educadas. Recuerda que todos tienen algo qué enseñarte, solo tienes que saber mirar.
  • La carencia nos lleva rápidamente a un proceso de apreciación, lo que no quiere decir que debemos tener carencias para apreciar las cosas, sino que debemos aprender una lección de lo que naturalmente hacemos cuando nos falta algo y aplicarlo a las condiciones donde no lo hacemos. Practicar la pobreza para endurecernos es una práctica común de Séneca. Al ayunar, por ejemplo, apreciarás más tus alimentos cuando vuelvas a comer. Esto lo podemos aplicar a cualquier actividad en la vida.
  • Cuando se te presenta cualquier obstáculo en el camino de poseer algo… La pobreza, es más generosa que la opulencia, da a las personas mucho más que las cosas que no pueden permitirse comprar: el deseo de esas cosas, lo que crea un conocimiento genuino, detallado y profundo de ellas. Sueñas con eso y lo disfrutas sin tenerlo.
  • La posesión imaginativa es la respuesta natural cuando el contacto físico es negado. La posesión física es tan fácil para las personas con capacidad económica, que los distrae pensando que ya obtuvieron todo. Así no disfrutan de la posesión imaginativa, la cual es la única forma real de posesión.
  • En una relación, si tienes miedo de perder a la otra persona, olvidas a todas los demás personas. Pero, si estás seguro de conservarla, la comparas con aquellas otras personas a quienes prefieres.
  • La lectura está en el umbral de la vida espiritual; Puede introducirte en él: no lo constituye. Esto se refiere a que los libros pueden abrirte muchas puertas del conocimiento, pero somos nosotros quienes debemos entrar y obtener la sabiduría al practicar dichos conocimientos.
© 2017, Erwin Pérez

Cartas de un Estoico – por Séneca


CartasdeunEstoico

¡El gran Séneca! Este libro es un manual de vida. Nos enseña cómo comportarnos ante cualquier situación. Nos habla de lo que es valioso para los humanos, la importancia de abstenernos de los placeres, el mérito que tienen el carácter y la disciplina. También habla de la felicidad, y de lo poco que ayuda a la misma los bienes materiales. Excelente manual de vida de acuerdo con la filosofía Estoica.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Febrero 2016
Recomendación: 10/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • Hecato de Rodas dijo: “Deja de tener esperanzas y dejarás de temer.” Normalmente te atormentas por lo que ha pasado y por lo que está por venir. La memoria trae de nuevo la agonía del miedo mientras que la previsión la trae prematuramente. Nadie confina su infelicidad al presente.
  • Cuando toda tu atención es absorbida en la concentración de un trabajo que realizas, se crea un tremendo sentido de satisfacción por tu misma absorción.
  • El hombre sabio está satisfecho consigo mismo. El hombre sabio no le hace falta nada pero necesita un gran número de cosas, por el contrario, el tonto no necesita nada pero le hace falta todo.
  • El hombre sabio siempre recuerda, que a pesar de perder todos sus bienes materiales, incluso hasta su familia, él tiene todas las cosas valiosas consigo. No ha perdido nada, porque entiende que sus únicas posesiones están dentro de él.
  • Epicuro dijo: “Cualquier hombre que no piensa que todo lo que tiene es más que suficiente, es un hombre infeliz, incluso si es el amo de todo el planeta.”
  • Solo el hombre sabio está contento con lo que es suyo. Toda estupidez sufre la carga de la insatisfacción consigo misma.
  • Necesitamos fijar nuestro afecto en algún hombre bueno y mantenerlo constantemente ante nuestros ojos, para que podamos vivir como si nos estuviera observando y hacer todo como si viera lo que estábamos haciendo. Esto significa tener un guía moral.
  • El hombre que busca el mañana sin preocuparse por ello conoce una independencia pacífica y una felicidad más allá de todas las demás.
  • La mente sin sabiduría se enferma, y el propio cuerpo, sin importar qué tan poderoso sea, solo podrá tener el tipo de fuerza que se encuentra en una persona demente.
  • Nadie puede llevar una vida feliz, o incluso una soportable, sin perseguir la sabiduría, y la perfección de la sabiduría es lo que hace una vida feliz. Pero ten presente algo muy importante, es más importante mantener tus resoluciones que hacer nuevas resoluciones nobles. Tienes que perseverar hasta que tu voluntad de hacer el bien se convierte en una disposición al bien.
  • Epicuro dijo: “Si moldeas tu vida según la naturaleza, nunca serás pobre; Si es de acuerdo a las opiniones de la gente, nunca serás rico.”
  • Un buen carácter es la única garantía de la felicidad eterna. Hay mucho trabajo para lograr eso, y si lo quieres conseguir, debes dedicar todo tu tiempo despierto y todo tu esfuerzo a esta tarea personalmente. Esto no es algo que admite delegación.
  • La pobreza puesta de acuerdo con la ley de la naturaleza es riqueza.
  • La melancolía y la depresión se eliminan no con un cambio de ambiente, sino con un cambio de carácter. Sin importar tu destino, serás seguido por tus sentimientos.
  • La conciencia del mal es el primer paso hacia la salvación. Una persona que no es consciente de que está haciendo algo malo no tiene ningún deseo de ser corregido.
  • ¿Cuánto tiempo más vas a servir bajo las órdenes de otros? Asume autoridad propia y publica algo que puede transmitirse a la posteridad. Produce algo de tus propios recursos.
  • Sé una persona de habla lenta. Enfoca tu atención en las palabras, no en el tema. Regula la velocidad de tu lengua.
  • El alma que es elevada y bien regulada, que pasa por cualquier experiencia como si contara relativamente poco, que sonríe ante todas las cosas que tememos, es impulsado por una fuerza que viene del cielo.
  • Los bienes materiales solo son cosas alrededor de ti, no están dentro de ti. No sientas orgullo por cosas externas. Siente orgullo solo por las cosas que no puedes regalar ni que te pueden quitar. Esto es tu espíritu. El estado ideal del ser humano es alcanzado cuando logra el propósito por el cual nació. Vivir de acuerdo con su propia naturaleza.
  • Trata a tus subordinados de la misma manera que quisieras que te trataran tus superiores. Cada vez que te sorprenda cuánto poder tienes sobre tus esclavos, que también te sorprenda que tu propio superior tiene tanto poder sobre ti.
  • Sé amable y cortés cuando hables con un esclavo; invítalo a tus conversaciones y que te sirva de compañía generalmente.
  • Te propongo que valores a los seres humanos de acuerdo con su carácter, no por sus posiciones o trabajos. Cada persona tiene un carácter por decisión propia; es la suerte o el destino lo que decide su trabajo.
  • Solo un absoluto tonto valora a las personas de acuerdo con su vestimenta, o de acuerdo con su posición social.
  • “Ese hombre es un esclavo.” Pero puede tener el espíritu de un hombre libre.
    “Ese hombre es un esclavo.” ¿Pero eso realmente cuenta contra él? Muéstrame alguien que no sea un esclavo; algunos son esclavos del sexo, otros del dinero, otros de la ambición; todos son esclavos de la esperanza o del temor. No hay estado de esclavitud más vergonzoso que aquel que es autoimpuesto.
  • Haz que tus subordinados sientan respeto hacia ti, no temor.
  • Cuando pierdas un amigo, tus ojos no deben estar ni secos ni con un fluido constante. Lágrimas, si, deben haber, pero no lamentos.
  • No le tengas miedo a la muerte, ese día llegará, y morirás no porque estés enfermo, sino porque estarás vivo.
  • Una persona es tan infeliz como se ha convencido de que lo es. Y quejarse sobre sus sufrimientos pasados es algo que debería ser prohibido. No resuelves nada con quejarte, eso es pasado. ¿Cuál es el punto de sufrir y ser infeliz ahora, solo porque antes lo fuiste? ¡Vive el presente!
  • Zenón de Citio creador del Estoicismo, dedujo el siguiente principio:
    • El buen hombre no se emborrachará;
    • Ninguna persona que esté borracha, se le puede confiar un secreto;
    • Al buen hombre se le puede confiar un secreto;
    • Por lo tanto, el buen hombre no se emborrachará.
  • Imagina el comportamiento de un borracho con una duración de varios días: ¿dudarías en pensar que está loco? La única diferencia sería en la duración, no en el grado.
  • El geómetra te enseña cómo calcular el tamaño de tus propiedades, pero no te enseña a calcular cuánto necesitas para tener suficiente. ¿Cuál es el punto de que seas capaz de dividir un pedazo de tierra en partes iguales, si eres incapaz de dividirla con un hermano? El geómetra te enseña a cómo evitar perder una parte de tus propiedades, pero lo que realmente necesitas aprender es cómo perderlo todo y todavía seguir sonriendo.
  • ¿Cuál es el sentido de que sepas definir una línea recta, si no tienes idea de lo que significa rectitud en la vida?
  • Espera lo mejor y prepárate para lo opuesto.
  • La sabiduría no está en los libros. La sabiduría no publica palabras, sino verdades. Es totalmente posible que una persona que no esté relacionada con libros sea una persona sabia.
  • ¿Quién puede dudar, que la vida es el regalo de los dioses inmortales, pero que vivir bien es el regalo de la filosofía?
  • Como las cosas son, hay sobre la sabiduría una nobleza y magnificencia en el hecho de que ella no sólo cae por suerte a una persona, que cada persona la obtiene por sus propios esfuerzos, que uno no va a nadie más que a sí mismo para encontrarla. ¿Qué te merecería la pena estudiar en filosofía si la entregaran gratis?
  • Las cosas que son esenciales se adquieren con pocas dificultades; Son los lujos los que requieren trabajo y esfuerzo. Sigue la naturaleza y no sentirás ninguna necesidad de artesanos. La naturaleza te equipó para todo lo que ella te requirió luchar.
  • Hoy en día, querer simplemente lo que es suficiente, sugiere a las personas primitivismo y miseria.
  • La meta de la filosofía es el estado de felicidad. Esa es la dirección en la cual ella abre caminos y te guía. Ella te muestra qué es real y qué son solo males aparentes. Ella despoja los pensamientos vacíos de la mente de las personas.
  • No solo reconoce a los dioses, obedéceles y acepta todo lo que ocurre exactamente como si fueron órdenes que vinieron desde arriba.
    No escuches opiniones falsas y valora y compara todo con los estándares que son verdaderos.
    Condena los placeres de los cuales tendrás un arrepentimiento subsecuente, elogia las cosas buenas que siempre te satisfarán.
    El hombre que no tiene necesidad de suerte es el hombre más afortunado de todos, y el hombre que es el amo de sí mismo es el amo de todos.
  • La filosofía entiende que nada es bueno a menos que sea honorable, que es incapaz de ser atraída por las recompensas de los hombres o la fortuna, y la misma capacidad de no tener precio que reside en el hecho de que no se puede comprar a ningún precio.
  • Lo que no has previsto es más aplastante en sus efectos, y lo inesperado añade peso al desastre. El hecho de que algo fue imprevisto nunca ha fallado en intensificar el dolor de una persona. Esta es una razón para que nada nunca te tome por sorpresa. Proyecta tus pensamientos hacia delante y ten en cuenta toda eventualidad posible, no solo los eventos comunes.
  • Ten presente que lo que sea que pase nunca es tan serio como los rumores hacen ver.
  • El hombre que no valora a su esposa o a un amigo lo suficiente para permanecer un poco más en la vida, que persiste en morir a pesar de ellos, es un personaje completamente indulgente.
  • No valores la riqueza, porque tu pobreza te causará tormento. Sin importar cuánto tengas, siempre habrá alguien que tendrá más.
    Tampoco valores la fama, porque sentirás resentimiento cuando veas a alguien famoso.
  • Viajar a distintos lugares te da la oportunidad de conocer muchas cosas. Montañas, playas, ríos, culturas, ciudades, etc. Pero viajar no te hará una persona mejor. Para lograr esto debes pasar tiempo estudiando y en los escritos de los hombres sabios, para aprender la verdad que han surgido de sus investigaciones, y continuar tú mismo la búsqueda por las respuestas que aún no han sido descubiertas. Esta es la forma de liberar el espíritu que todavía necesita ser rescatado de su miserable estado de esclavitud.
  • Si quieres disfrutar tu viaje, debes hacer de tu compañero de viaje una persona saludable. Tú mismo eres tu compañero de viaje. Elimina toda mezquindad, arrogancia, crueldad y todos los vicios que hay en ti. Ten una mejor compañía: lee a Sócrates y a Zenón de Citio: el primero te enseñará a cómo morir si se te obliga, y el otro a cómo morir antes de que se te obligue.
  • Te escapas de sentir envidia si no te has obstinado en que los demás te tengan en cuenta, si no has hecho alarde de tus posesiones, y si has aprendido a mantener tu satisfacción para ti mismo.
  • Una persona culpable a veces tiene la suerte de escapar sin ser descubierto, pero nunca se siente seguro de eso. Vive en ansiedad.
  • Una persona tiene riqueza si se ha adaptado a sus medios restringidos y se ha hecho rico a sí mismo con poco.
  • Algunas cosas demandan menos esfuerzo al eliminarlas totalmente de tu vida, que si las utilizas en moderación.
  • Cuánto mejor es seguir un curso recto y llegar a ese destino donde las cosas que son agradables y las cosas que son honorables finalmente se convierten, para ti, en lo mismo.
  • Ningún hombre es bueno por accidente. La virtud tiene que ser aprendida. El placer es una cosa pobre y mezquina. No se debe fijar ningún valor en él: es algo que compartimos con los animales.
  • La gloria es una cosa vacía, cambiante, tan voluble como el clima. La pobreza no es malo para nadie a menos que se ponga en contra de ella. La muerte no es un mal. ¿Entonces qué es? Es la única ley que la humanidad tiene que está libre de toda discriminación. La superstición es una herejía idiota: teme a los que debe amar: deshonra a los que adora.
© 2017, Erwin Pérez

Responsabilidad Extrema – por Jocko Willink

Propiedad Extrema

Jocko Willink es un NAVY SEAL retirado. Nos habla de la importancia de la disciplina en nuestra vida diaria. También habla sobre la Responsabilidad Extrema ante todo lo que se nos presenta. Esto no es algo fácil, pero tiene un resultado grandioso el no culpar a nadie, solo nosotros.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Mayo 2016
Recomendación: 9/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • En cualquier equipo, en cualquier organización, toda la responsabilidad por el éxito y fracaso descansa sobre el líder. El o la líder debe asumir la responsabilidad de todo lo que pasa en su mundo. No hay nadie a quien culpar. El líder debe reconocer los errores y admitir los fracasos, tomar responsabilidad por ellos, y desarrollar un plan para ganar.
  • Como líder debes reconocer que cuando se trata de estándares, no es lo que predicas, es lo que toleras.
  • Los líderes nunca deben estar satisfechos. Ellos siempre deben luchar por mejorar, y deben crear esa mentalidad en el equipo.
  • Los líderes siempre deben operar con el entendimiento de que ellos son parte de algo más grande que ellos y que de sus intereses personales.
  • La disciplina empieza con las cosas pequeñas, por ejemplo:
    1. Afeitarse diario.
    2. Arreglar la cama diario.
    3. Ejercitarse diario.
  • El ego nubla y rompe todo: la planeación, la capacidad de recibir un buen consejo, y la capacidad de aceptar crítica constructiva. Debes confiar en tus habilidades para lograr tus objetivos, pero nunca seas complaciente. Aquí es donde debes controlar tu ego.
  • Si el equipo fracasa, todos fallaron, incluso si un miembro específico o un elemento dentro del equipo hizo su trabajo con éxito.
  • Como líder, debes asegurarte que todos en el equipo entienden el plan a seguir. Los planes, las órdenes, y las estrategias, deben ser comunicados de una forma simple, clara, y concisa.
  • Un líder debe mantener la calma y tomar la mejor decisión posible en cada situación. Debe: Priorizar y Ejecutar!
  • Cada líder, además de saber qué debe hacer, debe saber el por qué. Debe tener la facultad para tomar decisiones y ejecutar con confianza. Esta confianza es vital para tener un Comando Descentralizado efectivo, lo cual es crítico para el éxito de cualquier equipo en cualquier industria.
  • Entre 4 a 6 personas, es el número ideal de un líder para liderar. Cuando excede este rango, el líder puede perder control en momentos de presión.
  • En la lista de control para la planeación, el líder debería incluir:
    1. Analizar la situación.
    2. Identificar recursos y tiempo disponible.
    3. Descentralizar el proceso de planeación.
    4. Determinar el curso de acción.
    5. Empoderar a líderes subordinados.
    6. Planear para probables contingencias.
    7. Mitigar riesgos controlables.
    8. Delegar a líderes subordinados partes del plan.
    9. Dar seguimiento continuo.
    10. Explicar el plan a todos los involucrados.
    11. Analizar lecciones aprendidas e implementarlas en planes futuros.
  • Si tu jefe no está tomando decisiones a tiempo o proporcionando el soporte necesario para ti y tu equipo, no culpes a tu jefe. Primero, cúlpate a ti mismo. Examine lo que puede hacer para transmitir mejor la información crítica para que las decisiones se tomen y reciba el apoyo necesario.
    Esta mentalidad es típica de la filosofía estoica. Marco Aurelio nos habla de esto en Responsabilidad Total. Somos los responsables de todo y punto! Esto es Responsabilidad Extrema.
  • Los líderes evitan la indecisión, el retraso, y la incapacidad de ejecutar al realizar suposiciones educadas basadas en pasadas experiencias y el conocimiento actual de la situación. No esperes por la solución perfecta.
  • Como líder, necesitas ser visto como alguien decisivo y dispuesto a tomar decisiones difíciles. El resultado puede ser incierto, pero debes tener conocimientos e información suficientes para tomar una decisión.
  • La disciplina comienza cada día al apagar la alarma. El momento en que se apaga la alarma es la primera prueba. La prueba es: cuando la alarma se apaga, te paras de la cama, o te quedas acostado en la comodidad y te vuelves a dormir? Si tienes la disciplina para pararte de la cama, tú ganas, pasaste la prueba. Si eres mentalmente débil, tú fallas. Aunque parece pequeño, esa debilidad se traduce a decisiones más significantes. Pero si practicas la disciplina, eso también se traduce a elementos más importantes de tu vida.
  • La disciplina es la diferencia entre ser bueno y ser excepcional. Por disciplina, me refiero a una autodisciplina intrínseca, una cuestión de voluntad personal. Los mejores NAVY SEALs (fuerzas especiales de la marina estadounidense) con los que trabajé eran siempre los más disciplinados.
  • A pesar de que la disciplina demanda control y una severa autodisciplina, en realidad resulta en libertad:
    1. Cuando tienes la disciplina de despertar bien temprano, eres premiado con más tiempo para ti.
    2. Cuando tienes la disciplina de ejercitarte cada día, eres premiado con mayor movilidad, salud, y fuerza para moverte líbremente.
  • La disciplina es la cualidad más importante tanto individual como grupal.
  • La Dicotomía del Liderazgo. Un buen líder debe ser:
    1. Seguro pero no engreído.
    2. Valiente pero no temerario.
    3. Competitivo pero saber perder.
    4. Atento con los detalles, pero no obsesionado con ellos.
    5. Fuerte pero debe tener resistencia.
    6. Un líder y un seguidor.
    7. Humilde pero no pasivo.
    8. Agresivo pero no agobiante.
    9. Callado pero no silencioso.
    10. Calmado pero no robótico, lógico pero no desprovisto de emociones.
    11. Cercano a los miembros del equipo, pero no tan cerca que se olviden quién está a cargo.
    12. Capaz de ejecutar Responsabilidad Extrema, mientras ejecuta el Comando Descentralizado.
© 2017, Erwin Pérez

El Obstáculo es el Camino – por Ryan Holiday

TheObstacleistheWay

Ryan Holiday es el escritor de la actualidad que más me gusta. En este libro, nos presenta vastos conocimientos basados en la filosofía estoica, los cuales, al experimentarlos cambian toda nuestra relación con el mundo exterior. Este libro fue todo un éxito entre jugadores y entrenadores profesionales de ligas deportivas como la NFL y la NBA.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Noviembre 2015
Recomendación: 9.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • El obstáculo en el camino, se convierte en el camino. Nunca olvides, que en cada obstáculo existe una oportunidad de mejorar tu persona. Ya sea física o mentalmente, con cada obstáculo que te encuentras, tienes la opción de aprovecharlo para tu beneficio.
  • Cuando creas que tengas un problema insoportable, trata de:
    1. Ser objetivo.
    2. Controlar tus emociones.
    3. Ser positivo.
    4. Ignorar lo que limita a los otros.
    5. Poner las cosas en perspectiva.
    6. Volver al momento presente.
    7. Enfocarte en lo controlable.
  • Sin importar lo que te ocurra, siempre tienes el poder de elegir que no te haga daño. Quizás no querías que sucediera, pero puedes decidir cómo eso te afectará. Nadie más tiene el derecho.
  • Debes tener la habilidad de mantener la calma, libre de toda perturbación y de emociones irracionales, para enfocar toda tu energía en resolver los problemas, en vez de reaccionar a ellos.
  • Para ser objetivo con las cosas que te ocurren, debes intentar ver las cosas como realmente son, sin ningún tipo de adorno. Por ejemplo, los estoicos utilizaban un ejercicio que puede ser descrito como Expresiones Despectivas. Epicteto les decía a sus estudiantes que se imaginaran a los grandes pensadores teniendo sexo. Esto ayudaba a los estudiantes a no darle tanto valor a las demás personas, al imaginarlos como una persona normal.
  • El hecho que las condiciones no sean exactamente como quieres, o que sientes que aún no estás listo para actuar, no significa que tienes una excusa para no avanzar. Si quieres un impulso, eres tú quien tiene que crearlo, ahora mismo, al levantarte e iniciar con lo que tienes que hacer. Eres totalmente responsable de lo que te ocurre en la vida. Asume el control de tu vida, AHORA!
    1. Si quieres ser más fuerte: haz ejercicios.
    2. Si quieres tener más conocimientos: ponte a estudiar.
    3. Si quieres rebajar de peso: come menos.

    El punto es, qué tanto quieres algo? Si realmente lo quieres lograr, comienza YA!

  • Practica la persistencia. Es vital para lograr avanzar en la vida. Recuerda la frase de Epicteto: “persiste y resiste.” Lo que significa que persiste en tus esfuerzos. Resiste las distracciones, desaliento, y el desorden.
  • La disciliplina de la voluntad:
    1. Siempre prepárate para tiempos más difíciles.
    2. Siempre acepta lo que no puedes cambiar.
    3. Siempre maneja tus expectativas.
    4. Siempre persevera.
    5. Siempre aprende a amar tu destino y lo que te ocurre.
    6. Siempre protege tu interior, siente alivio en tí mismo.
    7. Siempre ríndete a una causa mayor.
    8. Siempre recuerda tu propia mortalidad.
  • Los obstáculos que se te presentan quizás no sean de vida o muerte, pero pueden ser importantes y estar fuera de tu control. La única respuesta que le debes dar es una sonrisa. Así como los estoicos se comendaron: Alegría en todas las situaciones, especialmente en las malas. Cuando te ocurre algo, la meta es pensar de esta manera:
  • Me siento grandioso acerca de eso. Porque si me ha ocurrido, eso tenía que pasar, y estoy contento que pasó cuando pasó. Yo estoy destinado a hacer lo mejor de eso.

  • La determinación es invencible. Solo la muerte puede prevenirte de seguir adelante. Tú mismo eres la única amenaza a tu determinación, no lo que te ocurre. Tus acciones pueden ser restringidas, pero no tu voluntad. Tus planes, incluso hasta tu cuerpo, pueden ser rotos, pero la creencia en tí mismo la puedes mantener. MANTENTE FIRME!
© 2017, Erwin Pérez