Ser Papá

Ser papá es lo más maravilloso que puedo experimentar como ser humano. Desde la adolescencia, soñaba con la idea de cuando tuviera un hijo. Siempre me gustó jugar y hablar con niños pequeños, quizás estaba practicando.

Diego tiene ocho años y Enzo tiene 2 años. Junto a su madre Leticia, hemos ido aprendiendo el arte de criar. Esto no es ciencia y mucho menos exacta, todos somos disímiles, hasta los hermanos comparten rasgos, pero pueden tener personalidades totalmente distintas.

No existe un manual que garantice que nuestros hijos serán personas exitosas y felices. Hay mucha literatura acerca de esto, muchos estudios científicos por parte de psicólogos y psiquiatras. Cada padre o tutor es el arquitecto que diseña los diversos puentes que un niño va tomando en los primeros años de su vida.

En estos 8 años, ser papá me ha enseñado la importancia de:

  • Controlar mis emociones: todos los días son desiguales, cuando tenemos un “día malo” en el trabajo, o las deudas no nos dejan respirar, el tránsito, una discusión con la pareja o alguien cercano, puede hacer que nuestros hijos terminen pagando nuestro “mal día”. Tenemos que ser lo suficientemente maduros a la hora de corregir. Hace unos años decidí no utilizar la violencia con mis hijos, ya que entiendo que es una solución a corto plazo, que solo sirve para salir del momento. Llegará un día en que serán grandes y ese método no tendrá ningún efecto. Debemos tratar de que nos respeten, no que nos teman. Confieso que no es fácil controlarse, no somos robots que nos programamos y listo. Es una tarea lenta, día tras día, con sus altas y bajas. Pegarle a un niño es señal de frustración.
  • Ser su amigo: orgullosamente hoy puedo decir que soy el mejor amigo de mi hijo mayor. Jugamos fútbol, con el PS4, hacemos historias, luchamos, hablamos, leemos, le escucho y le respondo TODAS sus inquietudes SIEMPRE. Sé que en un futuro cercano, el tendrá un mejor amigo de su edad, lo cual me llenará de felicidad saber, que además de mí, él tiene otra persona a quien contarle sus sueños y temores, que se divierten y pelean, que planean algún viaje o alguna travesura, que ríen y lloran juntos. Trata de ser amigo de tu hijo, diviértete con él. Disfruta cada momento y etapa de tu hijo, un día será demasiado tarde y ya se habrá marchado de la casa.
  • Ser mejor persona cada día: la motivación externa que más logra acciones positivas en mí son mis hijos. Desde antes de nacer, cuando le hablaba y cantaba aún estando en el vientre de su madre, veo la vida desde una perspectiva más positiva. Quiero ser mejor en todo, no el mejor de todos, no compito con nadie, solo quiero ser el mejor Erwin que puedo ser, compito conmigo mismo todos los días. Mientras mejor persona soy, más puedo brindarle a ellos: enseñanzas, educación, viajes, valores, calidad de vida, felicidad, amor, estabilidad… un sinfín de oportunidades.
  • Alimentación sana: si hay algo trascendental que como padre yo quiero que mis hijos aprendan, es de llevar una alimentación sana. No es que sea importante, ¡Es lo primordial! La salud lo es todo, nos ofrece calidad y larga vida. No deseo que mis hijos sufran de diabetes, obesidad, enfermedades cardíacas, cáncer, u otras enfermedades asociadas a la mala alimentación, por eso, con mi ejemplo de alimentarme sano, sé que le estoy haciendo uno de los regalos más bonitos que les puedo dar.
  • Ser ejemplo: cuando cada decisión que tomamos está alineada con nuestros valores, todo nuestro ser está enfocado en lograr nuestros objetivos en la vida, así somos felices cada día y vivimos a plenitud. La felicidad es un camino angosto que termina al finalizar nuestra vida, no es una meta. Vivir de acuerdo con sus valores y ser feliz, es el ejemplo que les quiero dar a mis hijos.
  • Saber escucharlos: aunque los problemas que tienen los niños nos pueden parecer insignificantes, tenemos que tener mucho cuidado con menospreciarlos, ya que para ellos son dificultades en su camino. Debemos escucharlos, hablar del tema, dejar que se expresen.

Sin hablar de aquellas personas que maltratan a sus hijos, entiendo que existen padres que inconscientemente no les ofrecen lo mejor de sí a sus hijos. Entre el trabajo, la televisión, el alcohol, las drogas, los amigos y los eventos sociales, no les queda tiempo para dedicarlo a los niños. Esto es una prioridad, no dejen que se les pase el tiempo.

Espero seguir disfrutando cada día de mis hijos, acompañarlos en las diversas etapas de sus vidas, guiando sus caminos, no dirigiéndolos. Es fascinante, no hay nada en el mundo que se compare con el amor que siento hacia mis hijos. Cuando las personas se entregan totalmente en cuerpo y alma por el bienestar de otro ser humano, diría que es el nirvana de cada ser.

Aquellos que no tienen hijos, también pueden experimentar esta sensación, al entregarse en un 100% por el bienestar de una madre, un padre, hermano/a, o su pareja.

© 2017, Erwin Pérez

Cómo Proust Puede Cambiar tu Vida – por Alain de Botton


rsz_51in

Título original: How Proust Can Change Your Life. Alain de Botton es un gran filósofo de la actualidad. En este libro presenta la vida del novelista francés Marcel Proust, y cómo podemos obtener beneficios en nuestras vidas de acuerdo con los escritos de Proust. Habla del amor propio, del mejoramiento personal, lo valioso del tiempo, las emociones, ser buen amigo, y la felicidad en el amor.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Julio 2017
Recomendación: 8.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • Ajusta tus prioridades antes de que sea demasiado tarde. Deja de perder tu tiempo, y aprende a apreciar tu vida.
  • Cuando dos personas se separan, aquella que no está enamorada es quien hace los discursos tiernos.
  • Realmente no aprendes nada apropiadamente hasta que no existe un problema, hasta que tienes un dolor, o hasta que algo ocurre de forma inesperada.
  • Sufres, por lo tanto piensas, y lo haces porque el pensamiento te ayuda a situar el dolor en su contexto, te ayuda a entender sus orígenes, trazar sus dimensiones y reconciliarte con su presencia.
  • Nadie puede enseñarte sabiduría, tienes que descubrirla por ti mismo en un viaje que nadie puede tomar por ti, un esfuerzo en el que nadie te puede ayudar. Esto mismo nos dice Siddhartha. El conocimiento debemos aplicarlo para obtener sabiduría.
  • Marcel Proust dijo: “La felicidad es buena para el cuerpo, pero es el dolor el que desarrolla la fortaleza mental.”
  • Todo el arte de vivir es para hacer uso de los individuos a través de quienes sufres.
  • Los dolores, en el momento en que cambian a ideas, pierden parte de su poder para dañar tu corazón.
  • Reconoce que tu mejor oportunidad de satisfacción radica en recoger la sabiduría que se te ofrece en forma codificada a través de tus resfriados, alergias, indiscreciones sociales y traiciones emocionales, y para evitar la ingratitud de quienes culpan a los guisantes, los agujeros, el tiempo y el clima.
  • Para ser un buen amigo, como lo fue Marcel Proust, debes:
    1. Ser generoso.
    2. Ser sencillo.
    3. Hablar menos de ti mismo.
    4. Ser curioso.
    5. Recordar fechas importantes.
    6. Ser modesto.
    7. Ser buen conversador.
  • No seas absoluto en tus declaraciones. Utiliza frecuentemente palabras como “quizás”, “tal vez”, o “¿no te parece?” Esto ofrece a los demás ver tus opiniones como posibilidades, no como declaraciones irrefutables.
  • Marcel Proust dijo: “No hay falsa amabilidad con los libros. Si pasamos la noche con estos amigos, es porque realmente queremos.”
  • Evita hablar mucho de ti. No tengas ningún resentimiento acerca de hacer más preguntas de las que respondes. Mira la amistad como un lugar donde puedes aprender, no es para dar clases a los demás.
  • Tus insatisfacciones pueden ser el resultado de no mirar adecuadamente tu vida, en lugar del resultado de algo inherentemente deficiente sobre ella. Aprende a apreciar lo que tienes.
  • Aprende a abrir tus ojos y mirar lo que realmente es importante. Tu concepto de belleza debe incluir cosas comunes, como un pedazo de pan en la mesa, una flor, o un insecto. Modera tus expectativas respecto a todo: una obra de arte, una persona famosa, una comida exótica. Evita fijarte en faltas de ortografía o falta de conocimientos en una materia, cuando te juntes con personas menos educadas. Recuerda que todos tienen algo qué enseñarte, solo tienes que saber mirar.
  • La carencia nos lleva rápidamente a un proceso de apreciación, lo que no quiere decir que debemos tener carencias para apreciar las cosas, sino que debemos aprender una lección de lo que naturalmente hacemos cuando nos falta algo y aplicarlo a las condiciones donde no lo hacemos. Practicar la pobreza para endurecernos es una práctica común de Séneca. Al ayunar, por ejemplo, apreciarás más tus alimentos cuando vuelvas a comer. Esto lo podemos aplicar a cualquier actividad en la vida.
  • Cuando se te presenta cualquier obstáculo en el camino de poseer algo… La pobreza, es más generosa que la opulencia, da a las personas mucho más que las cosas que no pueden permitirse comprar: el deseo de esas cosas, lo que crea un conocimiento genuino, detallado y profundo de ellas. Sueñas con eso y lo disfrutas sin tenerlo.
  • La posesión imaginativa es la respuesta natural cuando el contacto físico es negado. La posesión física es tan fácil para las personas con capacidad económica, que los distrae pensando que ya obtuvieron todo. Así no disfrutan de la posesión imaginativa, la cual es la única forma real de posesión.
  • En una relación, si tienes miedo de perder a la otra persona, olvidas a todas los demás personas. Pero, si estás seguro de conservarla, la comparas con aquellas otras personas a quienes prefieres.
  • La lectura está en el umbral de la vida espiritual; Puede introducirte en él: no lo constituye. Esto se refiere a que los libros pueden abrirte muchas puertas del conocimiento, pero somos nosotros quienes debemos entrar y obtener la sabiduría al practicar dichos conocimientos.
© 2017, Erwin Pérez

Cartas de un Estoico – por Séneca


CartasdeunEstoico

¡El gran Séneca! Este libro es un manual de vida. Nos enseña cómo comportarnos ante cualquier situación. Nos habla de lo que es valioso para los humanos, la importancia de abstenernos de los placeres, el mérito que tienen el carácter y la disciplina. También habla de la felicidad, y de lo poco que ayuda a la misma los bienes materiales. Excelente manual de vida de acuerdo con la filosofía Estoica.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Febrero 2016
Recomendación: 10/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • Hecato de Rodas dijo: “Deja de tener esperanzas y dejarás de temer.” Normalmente te atormentas por lo que ha pasado y por lo que está por venir. La memoria trae de nuevo la agonía del miedo mientras que la previsión la trae prematuramente. Nadie confina su infelicidad al presente.
  • Cuando toda tu atención es absorbida en la concentración de un trabajo que realizas, se crea un tremendo sentido de satisfacción por tu misma absorción.
  • El hombre sabio está satisfecho consigo mismo. El hombre sabio no le hace falta nada pero necesita un gran número de cosas, por el contrario, el tonto no necesita nada pero le hace falta todo.
  • El hombre sabio siempre recuerda, que a pesar de perder todos sus bienes materiales, incluso hasta su familia, él tiene todas las cosas valiosas consigo. No ha perdido nada, porque entiende que sus únicas posesiones están dentro de él.
  • Epicuro dijo: “Cualquier hombre que no piensa que todo lo que tiene es más que suficiente, es un hombre infeliz, incluso si es el amo de todo el planeta.”
  • Solo el hombre sabio está contento con lo que es suyo. Toda estupidez sufre la carga de la insatisfacción consigo misma.
  • Necesitamos fijar nuestro afecto en algún hombre bueno y mantenerlo constantemente ante nuestros ojos, para que podamos vivir como si nos estuviera observando y hacer todo como si viera lo que estábamos haciendo. Esto significa tener un guía moral.
  • El hombre que busca el mañana sin preocuparse por ello conoce una independencia pacífica y una felicidad más allá de todas las demás.
  • La mente sin sabiduría se enferma, y el propio cuerpo, sin importar qué tan poderoso sea, solo podrá tener el tipo de fuerza que se encuentra en una persona demente.
  • Nadie puede llevar una vida feliz, o incluso una soportable, sin perseguir la sabiduría, y la perfección de la sabiduría es lo que hace una vida feliz. Pero ten presente algo muy importante, es más importante mantener tus resoluciones que hacer nuevas resoluciones nobles. Tienes que perseverar hasta que tu voluntad de hacer el bien se convierte en una disposición al bien.
  • Epicuro dijo: “Si moldeas tu vida según la naturaleza, nunca serás pobre; Si es de acuerdo a las opiniones de la gente, nunca serás rico.”
  • Un buen carácter es la única garantía de la felicidad eterna. Hay mucho trabajo para lograr eso, y si lo quieres conseguir, debes dedicar todo tu tiempo despierto y todo tu esfuerzo a esta tarea personalmente. Esto no es algo que admite delegación.
  • La pobreza puesta de acuerdo con la ley de la naturaleza es riqueza.
  • La melancolía y la depresión se eliminan no con un cambio de ambiente, sino con un cambio de carácter. Sin importar tu destino, serás seguido por tus sentimientos.
  • La conciencia del mal es el primer paso hacia la salvación. Una persona que no es consciente de que está haciendo algo malo no tiene ningún deseo de ser corregido.
  • ¿Cuánto tiempo más vas a servir bajo las órdenes de otros? Asume autoridad propia y publica algo que puede transmitirse a la posteridad. Produce algo de tus propios recursos.
  • Sé una persona de habla lenta. Enfoca tu atención en las palabras, no en el tema. Regula la velocidad de tu lengua.
  • El alma que es elevada y bien regulada, que pasa por cualquier experiencia como si contara relativamente poco, que sonríe ante todas las cosas que tememos, es impulsado por una fuerza que viene del cielo.
  • Los bienes materiales solo son cosas alrededor de ti, no están dentro de ti. No sientas orgullo por cosas externas. Siente orgullo solo por las cosas que no puedes regalar ni que te pueden quitar. Esto es tu espíritu. El estado ideal del ser humano es alcanzado cuando logra el propósito por el cual nació. Vivir de acuerdo con su propia naturaleza.
  • Trata a tus subordinados de la misma manera que quisieras que te trataran tus superiores. Cada vez que te sorprenda cuánto poder tienes sobre tus esclavos, que también te sorprenda que tu propio superior tiene tanto poder sobre ti.
  • Sé amable y cortés cuando hables con un esclavo; invítalo a tus conversaciones y que te sirva de compañía generalmente.
  • Te propongo que valores a los seres humanos de acuerdo con su carácter, no por sus posiciones o trabajos. Cada persona tiene un carácter por decisión propia; es la suerte o el destino lo que decide su trabajo.
  • Solo un absoluto tonto valora a las personas de acuerdo con su vestimenta, o de acuerdo con su posición social.
  • “Ese hombre es un esclavo.” Pero puede tener el espíritu de un hombre libre.
    “Ese hombre es un esclavo.” ¿Pero eso realmente cuenta contra él? Muéstrame alguien que no sea un esclavo; algunos son esclavos del sexo, otros del dinero, otros de la ambición; todos son esclavos de la esperanza o del temor. No hay estado de esclavitud más vergonzoso que aquel que es autoimpuesto.
  • Haz que tus subordinados sientan respeto hacia ti, no temor.
  • Cuando pierdas un amigo, tus ojos no deben estar ni secos ni con un fluido constante. Lágrimas, si, deben haber, pero no lamentos.
  • No le tengas miedo a la muerte, ese día llegará, y morirás no porque estés enfermo, sino porque estarás vivo.
  • Una persona es tan infeliz como se ha convencido de que lo es. Y quejarse sobre sus sufrimientos pasados es algo que debería ser prohibido. No resuelves nada con quejarte, eso es pasado. ¿Cuál es el punto de sufrir y ser infeliz ahora, solo porque antes lo fuiste? ¡Vive el presente!
  • Zenón de Citio creador del Estoicismo, dedujo el siguiente principio:
    • El buen hombre no se emborrachará;
    • Ninguna persona que esté borracha, se le puede confiar un secreto;
    • Al buen hombre se le puede confiar un secreto;
    • Por lo tanto, el buen hombre no se emborrachará.
  • Imagina el comportamiento de un borracho con una duración de varios días: ¿dudarías en pensar que está loco? La única diferencia sería en la duración, no en el grado.
  • El geómetra te enseña cómo calcular el tamaño de tus propiedades, pero no te enseña a calcular cuánto necesitas para tener suficiente. ¿Cuál es el punto de que seas capaz de dividir un pedazo de tierra en partes iguales, si eres incapaz de dividirla con un hermano? El geómetra te enseña a cómo evitar perder una parte de tus propiedades, pero lo que realmente necesitas aprender es cómo perderlo todo y todavía seguir sonriendo.
  • ¿Cuál es el sentido de que sepas definir una línea recta, si no tienes idea de lo que significa rectitud en la vida?
  • Espera lo mejor y prepárate para lo opuesto.
  • La sabiduría no está en los libros. La sabiduría no publica palabras, sino verdades. Es totalmente posible que una persona que no esté relacionada con libros sea una persona sabia.
  • ¿Quién puede dudar, que la vida es el regalo de los dioses inmortales, pero que vivir bien es el regalo de la filosofía?
  • Como las cosas son, hay sobre la sabiduría una nobleza y magnificencia en el hecho de que ella no sólo cae por suerte a una persona, que cada persona la obtiene por sus propios esfuerzos, que uno no va a nadie más que a sí mismo para encontrarla. ¿Qué te merecería la pena estudiar en filosofía si la entregaran gratis?
  • Las cosas que son esenciales se adquieren con pocas dificultades; Son los lujos los que requieren trabajo y esfuerzo. Sigue la naturaleza y no sentirás ninguna necesidad de artesanos. La naturaleza te equipó para todo lo que ella te requirió luchar.
  • Hoy en día, querer simplemente lo que es suficiente, sugiere a las personas primitivismo y miseria.
  • La meta de la filosofía es el estado de felicidad. Esa es la dirección en la cual ella abre caminos y te guía. Ella te muestra qué es real y qué son solo males aparentes. Ella despoja los pensamientos vacíos de la mente de las personas.
  • No solo reconoce a los dioses, obedéceles y acepta todo lo que ocurre exactamente como si fueron órdenes que vinieron desde arriba.
    No escuches opiniones falsas y valora y compara todo con los estándares que son verdaderos.
    Condena los placeres de los cuales tendrás un arrepentimiento subsecuente, elogia las cosas buenas que siempre te satisfarán.
    El hombre que no tiene necesidad de suerte es el hombre más afortunado de todos, y el hombre que es el amo de sí mismo es el amo de todos.
  • La filosofía entiende que nada es bueno a menos que sea honorable, que es incapaz de ser atraída por las recompensas de los hombres o la fortuna, y la misma capacidad de no tener precio que reside en el hecho de que no se puede comprar a ningún precio.
  • Lo que no has previsto es más aplastante en sus efectos, y lo inesperado añade peso al desastre. El hecho de que algo fue imprevisto nunca ha fallado en intensificar el dolor de una persona. Esta es una razón para que nada nunca te tome por sorpresa. Proyecta tus pensamientos hacia delante y ten en cuenta toda eventualidad posible, no solo los eventos comunes.
  • Ten presente que lo que sea que pase nunca es tan serio como los rumores hacen ver.
  • El hombre que no valora a su esposa o a un amigo lo suficiente para permanecer un poco más en la vida, que persiste en morir a pesar de ellos, es un personaje completamente indulgente.
  • No valores la riqueza, porque tu pobreza te causará tormento. Sin importar cuánto tengas, siempre habrá alguien que tendrá más.
    Tampoco valores la fama, porque sentirás resentimiento cuando veas a alguien famoso.
  • Viajar a distintos lugares te da la oportunidad de conocer muchas cosas. Montañas, playas, ríos, culturas, ciudades, etc. Pero viajar no te hará una persona mejor. Para lograr esto debes pasar tiempo estudiando y en los escritos de los hombres sabios, para aprender la verdad que han surgido de sus investigaciones, y continuar tú mismo la búsqueda por las respuestas que aún no han sido descubiertas. Esta es la forma de liberar el espíritu que todavía necesita ser rescatado de su miserable estado de esclavitud.
  • Si quieres disfrutar tu viaje, debes hacer de tu compañero de viaje una persona saludable. Tú mismo eres tu compañero de viaje. Elimina toda mezquindad, arrogancia, crueldad y todos los vicios que hay en ti. Ten una mejor compañía: lee a Sócrates y a Zenón de Citio: el primero te enseñará a cómo morir si se te obliga, y el otro a cómo morir antes de que se te obligue.
  • Te escapas de sentir envidia si no te has obstinado en que los demás te tengan en cuenta, si no has hecho alarde de tus posesiones, y si has aprendido a mantener tu satisfacción para ti mismo.
  • Una persona culpable a veces tiene la suerte de escapar sin ser descubierto, pero nunca se siente seguro de eso. Vive en ansiedad.
  • Una persona tiene riqueza si se ha adaptado a sus medios restringidos y se ha hecho rico a sí mismo con poco.
  • Algunas cosas demandan menos esfuerzo al eliminarlas totalmente de tu vida, que si las utilizas en moderación.
  • Cuánto mejor es seguir un curso recto y llegar a ese destino donde las cosas que son agradables y las cosas que son honorables finalmente se convierten, para ti, en lo mismo.
  • Ningún hombre es bueno por accidente. La virtud tiene que ser aprendida. El placer es una cosa pobre y mezquina. No se debe fijar ningún valor en él: es algo que compartimos con los animales.
  • La gloria es una cosa vacía, cambiante, tan voluble como el clima. La pobreza no es malo para nadie a menos que se ponga en contra de ella. La muerte no es un mal. ¿Entonces qué es? Es la única ley que la humanidad tiene que está libre de toda discriminación. La superstición es una herejía idiota: teme a los que debe amar: deshonra a los que adora.
© 2017, Erwin Pérez

El Efecto Compuesto – por Darren Hardy


Webp.net-resizeimage

Este libro tiene importantes ejercicios prácticos para conocernos mejor. Si te gustan mis notas, te recomiendo que lo compres. Me gustó mucho, empleé varias técnicas instantáneamente. La idea central es que debemos tener un propósito y esforzarnos como nunca antes para lograrlo. También que nos hagamos responsables de todo lo que nos ocurre, así como también nos dice Jocko.

Idioma versión: Español
Fecha leído: Junio 2017
Recomendación: 9.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • No necesitas aprender nada más. Si todo lo que necesitaras fuera información, todo el mundo con una conexión a Internet viviría en una mansión, tendría abdominales de acero y sería completamente feliz.
  • No importa lo astuto que seas, necesitas compensar con esfuerzo la falta de experiencia, destreza, inteligencia, o habilidades innatas. Si tu oponente es más listo o tiene más talento y experiencia que tú, tendrás que esforzarte tres o cuatro veces más que él. ¡Pero puedes vencerle!
  • Mientras sigas tomando decisiones de manera involuntaria, no podrás elegir conscientemente cambiar ese comportamiento ineficaz para convertirlo en hábitos productivos.
  • Una relación funcionará sólo cuando estemos dispuestos a asumir el 100% de la responsabilidad para que así sea. Si asumes siempre el 100% de la responsabilidad en todo lo que te pase, siendo dueño absoluto de tus elecciones y reacciones ante todo, tendrás el poder en tus manos. Todo dependerá de ti. Tú eres el responsable de todo lo que hagas o no hagas y de la forma de responder ante lo que otros te hagan a ti. Este razonamiento ya lo vimos en el libro Responsabilidad Extrema de Jocko Willink y también en el artículo de Marco Aurelio. ¡No culpes a nadie a parte de ti mismo!
  • Jim Rohn dijo: “cuando asumes toda la responsabilidad de tus actos es cuando dejas de ser un niño y te conviertes en un adulto.”
  • Cuando quieras mejorar algo, utiliza la técnica de anotar las acciones que realizas en el aspecto que deseas mejorar. Esto te hace ser consciente en cada momento. Por ejemplo, si quieres controlar tus finanzas, empieza anotando detalladamente tus gastos diarios. Al ser consciente y responsable de tus acciones, podrás controlar y mejorar cualquier aspecto que te propongas.
  • Los hábitos mientras más antiguos, más grandes y enraizados se vuelven, siendo más difícil eliminarlos. Algunos se hacen tan grandes y echan raíces tan profundas que ni siquiera te atreves a intentarlo. Ese es el poder de los hábitos en tu vida.
  • La necesidad de satisfacción instantánea nos convierte en los animales más propensos a reaccionar y obrar sin pensar.
  • Tus decisiones sólo tienen sentido cuando las conectas con tus deseos y sueños.
  • Los bienes materiales no incitan al ser humano a entregarse completamente por algo. Esa motivación, ese entusiasmo necesario para darlo todo, nacen de algo más profundo. Enfócate en la satisfacción de sentirte realizado, no en el triunfo.
  • Paul Mayer dijo: “si no progresas tanto como te gustaría y sabes que eres capaz de hacerlo, eso significa que no has definido claramente tus objetivos.”
  • Un objetivo que no se pone por escrito es una simple fantasía.
  • Jim Rohn dijo: “si quieres tener más, debes convertirte en alguien mejor. El éxito no se persigue. El éxito es lo que acabas atrayendo cuando te conviertes en esa persona que quieres ser.”
  • Las rutinas tienen el poder de evitar el estrés, al transformar las acciones en ejecuciones automáticas y eficaces.
  • Cuanto mayor sea el reto, más rigurosa debe ser la rutina.
  • Ten cuidado con quién te juntas, somos el resultado de la combinación de las cinco personas con las que pasamos más tiempo.
  • Si te relacionas con gente negativa, no esperes una vida positiva.
  • Tus sueños pueden ser más elevados que el entorno en el que vives. A veces, es necesario salir de ese entorno para ver el sueño cumplido.
  • La excelencia se logra al dar un esfuerzo extra luego del rendimiento máximo.
© 2017, Erwin Pérez

Responsabilidad Extrema – por Jocko Willink

Propiedad Extrema

Jocko Willink es un NAVY SEAL retirado. Nos habla de la importancia de la disciplina en nuestra vida diaria. También habla sobre la Responsabilidad Extrema ante todo lo que se nos presenta. Esto no es algo fácil, pero tiene un resultado grandioso el no culpar a nadie, solo nosotros.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Mayo 2016
Recomendación: 9/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • En cualquier equipo, en cualquier organización, toda la responsabilidad por el éxito y fracaso descansa sobre el líder. El o la líder debe asumir la responsabilidad de todo lo que pasa en su mundo. No hay nadie a quien culpar. El líder debe reconocer los errores y admitir los fracasos, tomar responsabilidad por ellos, y desarrollar un plan para ganar.
  • Como líder debes reconocer que cuando se trata de estándares, no es lo que predicas, es lo que toleras.
  • Los líderes nunca deben estar satisfechos. Ellos siempre deben luchar por mejorar, y deben crear esa mentalidad en el equipo.
  • Los líderes siempre deben operar con el entendimiento de que ellos son parte de algo más grande que ellos y que de sus intereses personales.
  • La disciplina empieza con las cosas pequeñas, por ejemplo:
    1. Afeitarse diario.
    2. Arreglar la cama diario.
    3. Ejercitarse diario.
  • El ego nubla y rompe todo: la planeación, la capacidad de recibir un buen consejo, y la capacidad de aceptar crítica constructiva. Debes confiar en tus habilidades para lograr tus objetivos, pero nunca seas complaciente. Aquí es donde debes controlar tu ego.
  • Si el equipo fracasa, todos fallaron, incluso si un miembro específico o un elemento dentro del equipo hizo su trabajo con éxito.
  • Como líder, debes asegurarte que todos en el equipo entienden el plan a seguir. Los planes, las órdenes, y las estrategias, deben ser comunicados de una forma simple, clara, y concisa.
  • Un líder debe mantener la calma y tomar la mejor decisión posible en cada situación. Debe: Priorizar y Ejecutar!
  • Cada líder, además de saber qué debe hacer, debe saber el por qué. Debe tener la facultad para tomar decisiones y ejecutar con confianza. Esta confianza es vital para tener un Comando Descentralizado efectivo, lo cual es crítico para el éxito de cualquier equipo en cualquier industria.
  • Entre 4 a 6 personas, es el número ideal de un líder para liderar. Cuando excede este rango, el líder puede perder control en momentos de presión.
  • En la lista de control para la planeación, el líder debería incluir:
    1. Analizar la situación.
    2. Identificar recursos y tiempo disponible.
    3. Descentralizar el proceso de planeación.
    4. Determinar el curso de acción.
    5. Empoderar a líderes subordinados.
    6. Planear para probables contingencias.
    7. Mitigar riesgos controlables.
    8. Delegar a líderes subordinados partes del plan.
    9. Dar seguimiento continuo.
    10. Explicar el plan a todos los involucrados.
    11. Analizar lecciones aprendidas e implementarlas en planes futuros.
  • Si tu jefe no está tomando decisiones a tiempo o proporcionando el soporte necesario para ti y tu equipo, no culpes a tu jefe. Primero, cúlpate a ti mismo. Examine lo que puede hacer para transmitir mejor la información crítica para que las decisiones se tomen y reciba el apoyo necesario.
    Esta mentalidad es típica de la filosofía estoica. Marco Aurelio nos habla de esto en Responsabilidad Total. Somos los responsables de todo y punto! Esto es Responsabilidad Extrema.
  • Los líderes evitan la indecisión, el retraso, y la incapacidad de ejecutar al realizar suposiciones educadas basadas en pasadas experiencias y el conocimiento actual de la situación. No esperes por la solución perfecta.
  • Como líder, necesitas ser visto como alguien decisivo y dispuesto a tomar decisiones difíciles. El resultado puede ser incierto, pero debes tener conocimientos e información suficientes para tomar una decisión.
  • La disciplina comienza cada día al apagar la alarma. El momento en que se apaga la alarma es la primera prueba. La prueba es: cuando la alarma se apaga, te paras de la cama, o te quedas acostado en la comodidad y te vuelves a dormir? Si tienes la disciplina para pararte de la cama, tú ganas, pasaste la prueba. Si eres mentalmente débil, tú fallas. Aunque parece pequeño, esa debilidad se traduce a decisiones más significantes. Pero si practicas la disciplina, eso también se traduce a elementos más importantes de tu vida.
  • La disciplina es la diferencia entre ser bueno y ser excepcional. Por disciplina, me refiero a una autodisciplina intrínseca, una cuestión de voluntad personal. Los mejores NAVY SEALs (fuerzas especiales de la marina estadounidense) con los que trabajé eran siempre los más disciplinados.
  • A pesar de que la disciplina demanda control y una severa autodisciplina, en realidad resulta en libertad:
    1. Cuando tienes la disciplina de despertar bien temprano, eres premiado con más tiempo para ti.
    2. Cuando tienes la disciplina de ejercitarte cada día, eres premiado con mayor movilidad, salud, y fuerza para moverte líbremente.
  • La disciplina es la cualidad más importante tanto individual como grupal.
  • La Dicotomía del Liderazgo. Un buen líder debe ser:
    1. Seguro pero no engreído.
    2. Valiente pero no temerario.
    3. Competitivo pero saber perder.
    4. Atento con los detalles, pero no obsesionado con ellos.
    5. Fuerte pero debe tener resistencia.
    6. Un líder y un seguidor.
    7. Humilde pero no pasivo.
    8. Agresivo pero no agobiante.
    9. Callado pero no silencioso.
    10. Calmado pero no robótico, lógico pero no desprovisto de emociones.
    11. Cercano a los miembros del equipo, pero no tan cerca que se olviden quién está a cargo.
    12. Capaz de ejecutar Responsabilidad Extrema, mientras ejecuta el Comando Descentralizado.
© 2017, Erwin Pérez

El Hombre en Busca de Sentido – por Viktor Frankl

ElHombreenbuscadeSentido

El Dr. Frankl duró tres años como prisionero en un campo de concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Nos relata su experiencia y la importancia de encontrar sentido en nuestras vidas. Al encontrar el por qué de nuestra existencia, el cómo de nuestras acciones será soportable. Este libro es bastante corto, no tiene una sola página de más ni de menos.

Idioma versión: Español
Fecha leído: Junio 2017
Recomendación: 9.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • El tema central del existencialismo: vivir es sufrir; sobrevivir es hallarle sentido al sufrimiento.
  • Si la vida tiene algún objeto, éste no puede ser otro que el de sufrir y morir. Pero nadie puede decirle a nadie en qué consiste este objeto: cada uno debe hallarlo por sí mismo y aceptar la responsabilidad que su respuesta le dicta. Si triunfa en el empeño, seguirá desarrollándose a pesar de todas las indignidades.
  • En los campamentos, cuando un camarada fumaba sus propios cigarrillos en vez de cambiarlos por alimentos, esto significaba que había renunciado a confiar en su fuerza para seguir adelante y que, una vez perdida la voluntad de vivir, rara vez se recobraba.
  • En un principio traté de escribir este libro de manera anónima, utilizando tan solo mi número de prisionero. A ello me impulsó mi aversión al exhibicionismo. Una vez terminado el manuscrito comprendí que el anonimato le haría perder la mitad de su valor, ya que la valentía de la confesión eleva el valor de los hechos.
  • No es el dolor físico lo que más te hiere (y esto se aplica tanto a los adultos como a los niños); es la agonía mental causada por la injusticia, por lo irracional de todo aquello.
  • En la mayoría de los prisioneros, la vida primitiva y el esfuerzo de tener que concentrarse precisamente en salvar el pellejo, llevaba a un abandono total de lo que no sirviera a tal propósito, lo que explicaba la ausencia total de sentimentalismo en los prisioneros.
  • Las personas sensibles, acostumbradas a una vida intelectual rica, sufrieron muchísimo (su constitución era a menudo endeble), pero el daño causado a su ser íntimo fue menor: eran capaces de aislarse del terrible entorno retrotrayéndose a una vida de riqueza interior y libertad espiritual.
  • Un pensamiento me petrificó: por primera vez en mi vida comprendí la verdad vertida en las canciones de tantos poetas y proclamada en la sabiduría definitiva de tantos pensadores. La verdad de que el amor es la meta última y más alta a que puede aspirar el hombre.
  • La salvación del hombre está en el amor y a través del amor.
  • Comprendí cómo el hombre, desposeído de todo en este mundo, todavía puede conocer la felicidad -aunque sea sólo momentáneamente- si contempla al ser querido. El amor trasciende la persona física del ser amado y encuentra su significado más profundo en su propio espíritu, en su yo íntimo.
  • A medida que la vida interior de los prisioneros se hacía más intensa, sentíamos también la belleza del arte y la naturaleza como nunca hasta entonces. Bajo su influencia llegábamos a olvidarnos de nuestras terribles circunstancias.
  • El sufrimiento ocupa toda el alma y toda la conciencia del hombre tanto si el sufrimiento es mucho como si es poco. Por consiguiente el “tamaño” del sufrimiento humano es absolutamente relativo, de lo que se deduce que la cosa más insignificante puede originar las mayores alegrías.
  • Tenía que guardar secreto sobre mi intención de escapar, pero mi camarada pareció adivinar que algo iba mal (tal vez yo estaba un poco nervioso). Con la voz cansada me preguntó: “¿Te vas tú también?” Yo lo negué, pero me resultaba muy difícil evitar su triste mirada. Tras mi ronda volví a verle. Y otra vez sentí su mirada desesperada y sentí como una especie de acusación. Y se agudizó en mí la desagradable sensación que me oprimía desde el mismo momento en que le dije a mi amigo que me escaparía con él. De pronto decidí, por una vez, mandar en mi destino. Salí corriendo del barracón y le dije a mi amigo que no podía irme con él. Tan pronto como le dije que había tomado la resolución de quedarme con mis pacientes, aquel sentimiento de desdicha me abandonó. No sabía lo que me traerían los días sucesivos, pero yo había ganado una paz interior como nunca antes había experimentado.
  • La conciencia del amor propio está tan profundamente arraigada en las cosas más elevadas y más espirituales, que no puede arrancarse ni viviendo en un campo de concentración. ¿Pero cuántos hombres libres, por no hablar de los prisioneros, lo poseen?
  • Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas -la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias- para decidir su propio camino.
  • Aquellos mártires que conocí en los campos de concentración, cuyo sufrimiento y muerte, testimoniaban el hecho de que la libertad íntima nunca se pierde. Puede decirse que fueron dignos de sus sufrimientos y la forma en que los soportaron fue un logro interior genuino. Es esta libertad espiritual, que no se nos puede arrebatar, lo que hace que la vida tenga sentido y propósito.
  • La observación psicológica de los prisioneros ha demostrado que únicamente los hombres que permitían que se debilitara su interno sostén moral y espiritual caían víctimas de las influencias degenerantes del campo.
  • La influencia más deprimente de todas era que el recluso no supiera cuánto tiempo iba a durar su encarcelamiento.
  • Es precisamente una situación externa excepcionalmente difícil lo que da al hombre la oportunidad de crecer espiritualmente más allá de sí mismo.
  • Puedes convertir la experiencia en victorias, la vida en un triunfo interno, o bien se puede ignorar el desafío y limitarse a vegetar como hicieron la mayoría de los prisioneros. Esto es lo mismo que nos dice Ryan Holiday en su libro El Obstáculo es el Camino. La filosofía estoica nos enseña que debemos aprovechar todas las situaciones que nos llegan y aprender de ellas.
  • Spinoza escribió que “La emoción, que constituye sufrimiento, deja de serlo tan pronto como nos formamos una idea clara y precisa del mismo.”
  • Los que conocen la estrecha relación que existe entre el estado de ánimo de una persona -su valor y sus esperanzas, o la falta de ambos- y la capacidad de su cuerpo para conservarse inmune, saben también que si repentinamente pierde la esperanza y el valor, ello puede ocasionarle la muerte.
  • Las palabras de Nietzsche: “Quien tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo.”
  • Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida y, en vez de ello, pensar en nosotros como en seres a quienes la vida les inquiriera continua e incesantemente. Nuestra respuesta tiene que estar hecha no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y una actuación rectas. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo.
  • Cuando un hombre descubre que su destino es sufrir, ha de aceptar dicho sufrimiento, pues ésa es su sola y única tarea. Ha de reconocer el hecho de que, incluso sufriendo, él es único y está solo en el universo. Nadie puede redimirle de su sufrimiento ni sufrir en su lugar. Su única oportunidad reside en la actitud que adopte al soportar su carga.
  • Cuando se acepta la imposibilidad de reemplazar a una persona, se da paso para que se manifieste en toda su magnitud la responsabilidad que el hombre asume ante su existencia. El hombre que se hace consciente de su responsabilidad ante el ser humano que le espera con todo su afecto o ante una obra inconclusa no podrá nunca tirar su vida por la borda. Conoce el “porqué” de su existencia y podrá soportar casi cualquier “cómo”.
  • Considero un concepto falso y peligroso para la higiene mental dar por supuesto que lo que el hombre necesita ante todo es equilibrio o, como se denomina en biología “homeostasis”; es decir, un estado sin tensiones. Lo que el hombre realmente necesita no es vivir sin tensiones, sino esforzarse y luchar por una meta que le merezca la pena.
  • Muchos pacientes se quejan de el sentimiento de que sus vidas carecen total y definitivamente de un sentido. Se ven acosados por la experiencia de su vaciedad íntima, del desierto que albergan dentro de sí; están atrapados en esa situación que ellos denominan “vacío existencial”.
  • A veces la frustración de la voluntad de sentido se compensa mediante una voluntad de poder, en la que cabe su expresión más primitiva: la voluntad de tener dinero. En otros casos, en que la voluntad de sentido se frustra, viene a ocupar su lugar la voluntad de placer.
  • La logoterapia considera que la esencia íntima de la existencia humana está en su capacidad de ser responsable.
  • El imperativo categórico de la logoterapia; a saber: “Vive como si ya estuvieras viviendo por segunda vez y como si la primera vez ya hubieras obrado tan desacertadamente como ahora estás a punto de obrar.” Esta idea la puse en práctica al instante, es interesante esta perspectiva de una segunda oportunidad para hacer las cosas bien.
  • El sentido de la vida siempre está cambiando, pero nunca cesa. De acuerdo con la logoterapia, podemos descubrir este sentido de la vida de tres modos distintos: (1) realizando una acción; (2) teniendo algún principio; y (3) por el sufrimiento.
  • El sufrimiento deja de ser en cierto modo sufrimiento, en el momento en que encuentra un sentido, como puede serlo el sacrificio.
  • Uno de los postulados básicos de la logoterapia, estriba en que el interés principal del hombre no es encontrar el placer, o evitar el dolor, sino encontrarle un sentido a la vida, razón por la cual el hombre está dispuesto incluso a sufrir a condición de que ese sufrimiento tenga un sentido.
  • Hay situaciones en las que a uno se le priva de la oportunidad de ejecutar su propio trabajo y de disfrutar de la vida, pero lo que nunca podrá desecharse es la inevitabilidad del sufrimiento. Al aceptar el reto de sufrir valientemente, la vida tiene hasta el último momento un sentido y lo conserva hasta el fin, literalmente hablando.
  • Gordon W. Allport escribe: “El neurótico que aprende a reírse de sí mismo puede estar en el camino de gobernarse a sí mismo, tal vez de curarse.”
  • Lo que llegue a ser una persona -dentro de los límites de sus facultades y de su entorno- lo tiene que hacer por sí mismo. El hombre tiene dentro de sí ambas potencias; de sus decisiones y no de sus condiciones depende cuál de ellas se manifieste.
  • El hombre es ese ser que ha inventado las cámaras de gas de Auschwitz, pero también es el ser que ha entrado en esas cámaras con la cabeza erguida y un Padre Nuestro en sus labios.
© 2017, Erwin Pérez

Tropezar con la Felicidad – por Daniel Gilbert

Tropezar con la Felicidad

El Dr. Gilbert explica el por qué de la felicidad humana de acuerdo con cientos de estudios científicos. Este libro no es una guía para lograr la felicidad, nos muestra cómo trabaja el cerebro inconscientemente. Encuentro fascinante lo complicado que es el cerebro humano.

Idioma versión: Español
Fecha leído: Junio 2017
Recomendación: 8.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • El ser humano es el único animal que piensa acerca del futuro.
  • Los investigadores han descubierto que cuando las personas encuentran fácil imaginar un evento, ellos sobreestiman la probabilidad de que eso realmente ocurra. Debido a que la mayoría de nosotros practicamos mucho más imaginando buenos eventos que malos, tendemos a sobreestimar la probabilidad que buenos eventos nos ocurran, lo que resulta en un optimismo irreal acerca de nuestros futuros.
  • Cuando anticipas eventos desagradables, tu mente minimiza el impacto negativo si ha de ocurrir dichos eventos. Esto es una práctica muy común de los estoicos.
  • Aparentemente, el ganar control sobre una situación puede tener un impacto positivo en tu salud y bienestar, pero perder el control de dicha situación puede ser peor que nunca haberlo tenido en absoluto.
  • La felicidad emocional es así. Es la sensación común a los sentimientos que tienes cuando ves sonreír a tu nieto por primera vez, recibes la noticia de un ascenso, saboreas una barra de chocolate belga mientras dejas que se funda bajo la lengua, curas el cáncer o te metes una buena raya de cocaína.
  • Blaise Pascal fue muy claro cuando dijo que:

    Todos los hombres buscan la felicidad. Esto ocurre sin excepción; sin importar lo distintos que sean los medios que empleen, todos persiguen ese fin. La causa de que alguien vaya a la guerra, y de que otros la eviten, es el mismo deseo en ambos casos, satisfecho desde distintos puntos de vista. La voluntad jamás da ni el más mínimo paso si no es con ese objetivo. Ése es el motivo de todas las acciones de todos los hombres, incluso de los que se ahorcan.

  • La felicidad se refiere a los sentimientos, la virtud se refiere a los actos, y esos actos pueden provocar esos sentimientos. Sin embargo, eso no sucede de forma obligatoria ni exclusiva.
  • Tus experiencias se convierten de forma instantánea, en parte de la lente a través de la cual ves todo tu pasado, presente y futuro, y como cualquier otra lente, da forma y distorsiona lo que ves. No juzguez a los demás. Cada quien tiene experiencias distintas, por ende, vé las cosas diferentes a tí.
  • Todas las afirmaciones sobre la felicidad se inspiran en el punto de vista de alguien, en la perspectiva de un ser humano único cuya recopilación de experiencias pasadas le sirve como contexto, lente y trayectoria para valorar su experiencia presente.
  • El acto de recordar implica “rellenar” las imágenes evocadas con detalles que en realidad no estaban almacenados. Por lo general, no podemos asegurar cuándo lo hacemos porque ese acto de “rellenado” ocurre a una gran velocidad y de forma inconsciente.
  • Cuando estás escogiendo, tienes en cuenta las características positivas de las alternativas y, cuando rechazas, tienes en cuenta las características negativas.
  • Cuando las personas videntes imaginan que no pueden ver, no imaginan esas otras cosas en las que puede consistir la existencia, y por eso se equivocan a la hora de predecir qué grado de satisfacción puede proporcionar esa clase de vida.
  • La primera ley de Clarke: “Cuando un científico distinguido, aunque ya mayor, afirma que algo es posible, seguramente tiene razón. Cuando afirma que algo es imposible, seguramente se equivoca”.
  • uno de los síntomas de la depresión es que cuando los afectados piensan en acontecimientos futuros no logran imaginarse disfrutando mucho con ellos.
  • Es lógico que imagines el futuro y pienses en cómo te hará sentir, pero como el cerebro está decidido a responder ante los acontecimientos presentes, sacas la conclusión errónea de que mañana te sentirás como hoy.
  • La variedad hace menos felices a las personas, no más. Esto lo he experimentado en los últimos años con una vida minimalista, tratando de vivir con lo necesario, ni más ni menos. Al tener menos opciones a elegir, por ejemplo en mi ropa diaria, no ocupo mi mente en trivialidades. La página Project 333 puede ayudarte a iniciar este estilo de vida. Yo inicié al leer el blog The Minimalists.
  • Las cosas maravillosas son más maravillosas la primera vez que ocurren, pero su cualidad de maravilla disminuye con la reiteración.
  • Cuando los episodios están lo bastante separados en el tiempo, la variedad no sólo es innecesaria, sino que puede salirte muy cara.
  • Las personas sin discapacidades físicas están dispuestas a pagar mucho más por no quedarse paralíticas que los discapacitados por volver a tener movilidad, porque las personas sanas subestiman lo felices que son los paralíticos.
  • El cerebro y el ojo pueden tener una relación contractual en la que el primero ha accedido a creer lo que ve el segundo, pero, a cambio, el ojo ha aceptado ver lo que el cerebro quiere.
  • Cuando los hechos cuestionan la conclusión que te favorece, los analizas con mayor detenimiento y los sometes a un análisis riguroso. El ser humano siempre quiere tener la razón.
  • ¿Por qué las personas se arrepienten más de las inacciones que de las acciones? Una razón es que el sistema inmunopsicológico lo pasa peor fabricando visiones positivas y creíbles de las inacciones que de las acciones.
  • El sufrimiento intenso activa todos los procesos para erradicarlo, mientras que el leve no lo hace, y este hecho que está en contra de la intuición puede complicarte el predecir tu futuro emocional.
  • Sueles buscar visiones positivas de las cosas y personas que tienes que aguantar y no de las demás. Por ejemplo, es más fácil que le soportes a tus seres queridos acciones que a un desconocido no lo harías. El cerebro inconscientemente encuentra lo positivo de ellas.
  • Las circunstancias inevitables activan las defensas psicológicas que te permiten alcanzar visiones positivas de esas circunstancias, aunque no anticipes que esto ocurrirá.
  • El simple acto de explicar un acontecimiento desagradable ayuda a que se desvanezca.
  • Cuando no terminas las cosas que haz empezado, sueles pensar en ello y recordar con frecuencia esos asuntos inacabados. Por esto crea ansiedad no terminar alguna actividad.
  • El poeta John Keats apuntó que mientras los grandes autores son “capaces de vivir con incertidumbres, misterios, dudas, sin las molestias de tener que buscar hechos ni razones”, los demás somos “incapaces de permanecer satisfechos con la mitad del conocimiento.”
  • Intentas repetir esas experiencias que recuerdas con placer y orgullo, e intentas evitar las que recuerdas con vergüenza y arrepentimiento. El problema es que, a menudo, las recuerdas de forma incorrecta. Por esto repetimos los mismos errores en todo tipo de actividades, por ejemplo en lo financiero, al volvernos a endeudar, en el amor, al volver a confiar en una persona similar a la que nos engañó.
  • Por lo general (aunque no de forma incorrecta), supones que las cosas
    que recuerdas con facilidad son las que encuentras con más frecuencia.
  • El hecho de que la experiencia menos probable sea, a menudo, el recuerdo más probable puede hacer estragos en tu habilidad de predecir las experiencias futuras.
  • Esta tendencia a recordar y confiar en los ejemplos poco frecuentes es una de las razones de por qué repites los mismos errores con tanta frecuencia.
  • Como los seres humanos suelen recordar los mejores momentos en lugar de los peores, y no los momentos más probables, la riqueza de la experiencia que los jóvenes admiran no siempre reporta claros beneficios.
  • La forma en que termina la experiencia te importa más que la cantidad total de placer que obtenemos, hasta que te paras a reflexionarlo. Por esto, es importante meditar las opciones antes de tomar una decisión.
  • Al igual que transmites tus genes en un esfuerzo por crear personas cuyas caras sean como la tuya, también pasas tus creencias en un esfuerzo por crear personas cuyas mentes son como la tuya.
  • Casi todas las veces que le dices algo a alguien, estás intentando cambiar la forma en que actúa su cerebro, intentando cambiar la forma en que ve el mundo para que su visión se parezca más a la tuya. Esto tiene mucho sentido, primera vez que lo leo y me parece que se aplica a casi todos y en casi todas las situaciones.
  • La riqueza aumenta la felicidad humana cuando eleva a las personas de la pobreza más abyecta a la clase media, pero no contribuye mucho a ese aumento de felicidad a partir del aumento de calidad de vida. Esto se refiere a que cuando el ser humano tiene cubiertas sus necesidades básicas, ese dinero extra que obtiene no multiplica su felicidad, solo sirve para tener hobbies más costosos. Esto lo vemos cuando personas como el fallecido actor Robin Williams se quitan la vida.
  • Adam Smith, padre de la economía moderna, dijo en 1776: “El deseo de comida está limitado en todos los hombres por la limitada capacidad del estómago humano; pero el deseo de las comodidades y ornamentos de los edificios, el vestido, el equipamiento y los muebles del hogar, parece no tener mesura ni límite alguno.” Esa “necesidad” de tener más del ser humano, hace que las personas se endeuden por encima de su capacidad, le dan más valor a los objetos, y cuando los pierden no logran reponerse de la pérdida.
  • Las economías florecen y crecen sólo si la gente se engaña pensando que la riqueza la hará feliz. Si y sólo si las personas asumen esa falsa creencia producirán, procurarán y consumirán lo suficiente para sostener sus economías.
  • La mejor forma de predecir lo que sentirás mañana es observar cómo se sienten otros hoy.
  • Estudios detallados sobre cómo se sienten las mujeres al realizar sus actividades diarias demuestran que se sienten menos felices cuando se ocupan de sus hijos que cuando comen, hacen ejercicio, compran, duermen la siesta o ven la televisión. De hecho, cuidar a los niños parece ser sólo un poco más placentero que hacer la limpieza del hogar. En mi caso particular, que hace más de 3 años me ha tocado la labor de cuidar de mis hijos, entiendo que esas personas que no les hace feliz cuidar a sus hijos, tienen un vacío existencial, no han encontrado el sentido de sus vidas. Como escribió Nietzsche: “Quien tiene algo por qué vivir, es capaz de soportar cualquier cómo.”
  • Lo que obtienes desde un punto de vista objetivo (la riqueza) no es lo mismo que lo que experimentas desde un punto de vista subjetivo cuando lo obtienes (la utilidad). La riqueza se puede medir contando dólares, pero la utilidad debe medirse contando el bienestar que procuran esos billetes. La riqueza no importa, la utilidad sí. No te preocupa el dinero, ni los ascensos ni las vacaciones en la playa en sí; te preocupa el placer que esas formas de riqueza pueden proporcionar o no.
© 2017, Erwin Pérez

El Obstáculo es el Camino – por Ryan Holiday

TheObstacleistheWay

Ryan Holiday es el escritor de la actualidad que más me gusta. En este libro, nos presenta vastos conocimientos basados en la filosofía estoica, los cuales, al experimentarlos cambian toda nuestra relación con el mundo exterior. Este libro fue todo un éxito entre jugadores y entrenadores profesionales de ligas deportivas como la NFL y la NBA.

Idioma versión: Inglés
Fecha leído: Noviembre 2015
Recomendación: 9.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

  • El obstáculo en el camino, se convierte en el camino. Nunca olvides, que en cada obstáculo existe una oportunidad de mejorar tu persona. Ya sea física o mentalmente, con cada obstáculo que te encuentras, tienes la opción de aprovecharlo para tu beneficio.
  • Cuando creas que tengas un problema insoportable, trata de:
    1. Ser objetivo.
    2. Controlar tus emociones.
    3. Ser positivo.
    4. Ignorar lo que limita a los otros.
    5. Poner las cosas en perspectiva.
    6. Volver al momento presente.
    7. Enfocarte en lo controlable.
  • Sin importar lo que te ocurra, siempre tienes el poder de elegir que no te haga daño. Quizás no querías que sucediera, pero puedes decidir cómo eso te afectará. Nadie más tiene el derecho.
  • Debes tener la habilidad de mantener la calma, libre de toda perturbación y de emociones irracionales, para enfocar toda tu energía en resolver los problemas, en vez de reaccionar a ellos.
  • Para ser objetivo con las cosas que te ocurren, debes intentar ver las cosas como realmente son, sin ningún tipo de adorno. Por ejemplo, los estoicos utilizaban un ejercicio que puede ser descrito como Expresiones Despectivas. Epicteto les decía a sus estudiantes que se imaginaran a los grandes pensadores teniendo sexo. Esto ayudaba a los estudiantes a no darle tanto valor a las demás personas, al imaginarlos como una persona normal.
  • El hecho que las condiciones no sean exactamente como quieres, o que sientes que aún no estás listo para actuar, no significa que tienes una excusa para no avanzar. Si quieres un impulso, eres tú quien tiene que crearlo, ahora mismo, al levantarte e iniciar con lo que tienes que hacer. Eres totalmente responsable de lo que te ocurre en la vida. Asume el control de tu vida, AHORA!
    1. Si quieres ser más fuerte: haz ejercicios.
    2. Si quieres tener más conocimientos: ponte a estudiar.
    3. Si quieres rebajar de peso: come menos.

    El punto es, qué tanto quieres algo? Si realmente lo quieres lograr, comienza YA!

  • Practica la persistencia. Es vital para lograr avanzar en la vida. Recuerda la frase de Epicteto: “persiste y resiste.” Lo que significa que persiste en tus esfuerzos. Resiste las distracciones, desaliento, y el desorden.
  • La disciliplina de la voluntad:
    1. Siempre prepárate para tiempos más difíciles.
    2. Siempre acepta lo que no puedes cambiar.
    3. Siempre maneja tus expectativas.
    4. Siempre persevera.
    5. Siempre aprende a amar tu destino y lo que te ocurre.
    6. Siempre protege tu interior, siente alivio en tí mismo.
    7. Siempre ríndete a una causa mayor.
    8. Siempre recuerda tu propia mortalidad.
  • Los obstáculos que se te presentan quizás no sean de vida o muerte, pero pueden ser importantes y estar fuera de tu control. La única respuesta que le debes dar es una sonrisa. Así como los estoicos se comendaron: Alegría en todas las situaciones, especialmente en las malas. Cuando te ocurre algo, la meta es pensar de esta manera:
  • Me siento grandioso acerca de eso. Porque si me ha ocurrido, eso tenía que pasar, y estoy contento que pasó cuando pasó. Yo estoy destinado a hacer lo mejor de eso.

  • La determinación es invencible. Solo la muerte puede prevenirte de seguir adelante. Tú mismo eres la única amenaza a tu determinación, no lo que te ocurre. Tus acciones pueden ser restringidas, pero no tu voluntad. Tus planes, incluso hasta tu cuerpo, pueden ser rotos, pero la creencia en tí mismo la puedes mantener. MANTENTE FIRME!
© 2017, Erwin Pérez

El Arte de la Guerra – por Sun Tzu

El Arte de la Guerra

El Arte de la Guerra es todo un clásico de la literatura mundial. La sabiduría militar de Sun Tzu puede ser aplicada luego de más de dos mil años, y no solo en la milicia, sino que también la podemos aplicar a los negocios y la vida diaria.

Idioma versión: Español
Fecha leído: Mayo 2017
Recomendación: 9/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

En cada batalla, la estrategia es de vital importancia, así que si eres experto, finges inexperiencia; si eres eficiente, finges inercia.

Crea en el enemigo una ilusión que lo atraiga; simula una desorganización entre tus tropas y después atácalo.

Finge insuficiencia y deja que ostente su arrogancia.

Agrede al enemigo donde no esté protegido, has redadas cuando menos se lo espera!

No reveles a nadie tu formación, y mucho menos la estrategia que intentas llevar a cabo.

Podríamos considerar que un general que conoce el arte de la guerra, se convierte en el árbitro del destino de su propia gente y de su estado.

Lograr vencer cien veces cien batallas, no es lo máximo en habilidad: obtener la supremacía en el enemigo sin tener que combatir, eso es el mayor triunfo.

Si estás en inferioridad absoluta, si puedes, retírate.

Conoce al enemigo como te conoces a ti mismo. Si eres capaz de eso, aunque sea en la mitad de cien batallas no arriesgarás nada.

Se debe atacar sólo cuando se esté seguro de la propia supremacía.

Un general hábil, logra provocar situaciones que le garantizan la victoria, y no deja escapar ninguna posibilidad de meter al enemigo en dificultad. Así, su ejército ha ganado ya incluso antes de empezar una guerra.

Para impulsar al adversario a la acción, se le debe de hacer ver una posible ventaja. Para desalentarle, hazle temer un daño. Cuando tu adversario esté reposado, debes lograr cansarlo; cuando sabes que tiene la barriga llena, debes hacerle morir de hambre; cuando está tranquilo, debes impulsarlo a moverse.

El mejor ataque es aquel que no se logra entender para defenderse.

Si el adversario tiene una superioridad numérica, mejor no desafiarlo.

Al amanecer, el humor es bueno. Durante el día disminuye, de noche los pensamientos regresan a casa. Así pues quien es experto en el Arte de la Guerra, no afronta al enemigo cuando sabe que su moral es alta, lo ataca cuando sabe que su humor es bajo, o cuando sabe que sus soldados tienen nostalgia de su hogar. Esto significa tener el control moral.

Tener en cuenta las ventajas, sirve para elaborar los planes. Valorar las desventajas, sirve para evitar el problema. El miedo a un daño, bloquea. La acción, es agotadora. La previsión de una ventaja, impulsa.

No sueñes con no ser atacado, sin embargo, haz todo lo posible para ser inatacable. Es una regla fundamental en el Arte de la Guerra.

El temperamento de un general, puede ocultar cinco trampas:

  1. Si desprecia el peligro, puede ser asesinado.
  2. Si es excesivamente apegado a la vida, será seguramente un prisionero.
  3. Si es irascible, es porque le provocan.
  4. Si tiene un alto sentido de la moral, será sensible a la calumnia.
  5. Si es sensible, puede hacerte vivir en un tormento.

El buen general, mantiene en buena salud a sus tropas. Un ejército sin enfermedades, es invencible. Así se dice.

Un enemigo ruidoso incluso por la noche, es un rival asustado.

Los oficiales que no tratan bien a sus propios hombres, y al mismo tiempo le temen, no saben mantener la disciplina.

No castigues nunca a tus hombres, sin haberte ganado primero su respeto: no te obedecerán más. Y las tropas indisciplinadas son difíciles de gobernar.

La disciplina se obtiene con la educación. Tropas bien preparadas te serán fieles; de lo contrario no serás capaz de hacer que te obedezcan.

El general decidido, que no aspira a hacerse notar, y se retira sin temer el deshonor, que siempre trabaja para el bien del pueblo y del soberano, puede ser considerado el tesoro más preciado del Estado.

Mantente unido con tus soldados, consigue el modo de que entre ellos haya armonía: es el Tao de la organización. Gana usando las fuerzas directas y laterales. Un buen general, hace que su ejército sea armonioso. Así, dar las órdenes a los hombres es como dárselas a uno solo, deben hacer aquello que quieras tú.

Conocer el Arte de la Guerra, significa saber siempre la situación exacta del enemigo, de modo que puedas tomar las mejores decisiones acerca de las tácticas de ataque.

Un soberano no puede declarar la guerra, solamente por una discusión, ni siquiera un general puede mandar realizar una batalla, solo porque está impulsado por la ira… De hecho, mientras un hombre enfadado puede recuperar la tranquilidad, y un hombre ofendido puede calmarse, un Estado destruido no puede ser recompuesto, así como los muertos no pueden resucitar.

© 2017, Erwin Pérez

La Alegría de Vivir – por Yongey Mingur Rinpoche

El título original del libro es The Joy of Living. En la primera parte, el autor te presenta una mezcla entre Budismo Tibetano y la ciencia Occidental actual acerca de cómo trabaja el cerebro. En la segunda y tercera parte, te enseña técnicas de meditación y sus beneficios, respectivamente. El objetivo del libro es enseñarte a cómo lidiar con el día a día, y ser felices. Ideal para personas que nunca han meditado y desean adquirir el hábito. En mi caso, que he meditado por algo más de un año, me ayudó a entender el por qué de cierto tipo de meditaciones.

Idioma original: Inglés
Fecha leído: Mayo 2017
Recomendación: 9.5/10
Mira mi lista de libros

Mis notas

Cada palabra amable, cada sonrisa que ofreces a alguien que pudiera tener un mal día, se devuelve a tí en formas que nunca habías esperado.

La mente, en esencia, es el aspecto más importante de todas las criaturas que comparten el atributo de ser sensible. Hasta una lombriz de tierra tiene una mente. Claro, no es tan sofisticada como la mente humana; pero puede haber alguna virtud en la simplicidad. Nunca he oído de una lombriz de tierra que se quedó despierta toda la noche preocupada acerca del mercado de valores.

En términos neurocientíficos, la capacidad de reemplazar viejas conexiones neuronales por nuevas es referido como plasticidad neuronal. El término Tibetano para esta capacidad es le-su-rung-wa, que puede ser traducido como flexibilidad. Puedes usar cualquiera de los términos y sonar muy inteligente. Pero el punto es que en un nivel estrictamente celular, experiencias repetidas pueden cambiar la forma en la que trabaja el cerebro. Este es el por qué detrás del cómo de las enseñanzas Budistas que tratan de eliminar los hábitos mentales que conducen a la infelicidad.

Lo que pensamos como nuestra identidad, “mi mente”, “mi cuerpo”, “mi yo”, es en realidad una ilusión generada por el flujo incesante de pensamientos, emociones, sensaciones y percepciones.

Si observas todos tus pensamientos, sentimientos y sensaciones que pasan por tu mente, la ilusión de un ser limitado se disolverá, para ser reemplazada por un sentido de conciencia mucho más tranquilo, espacioso y sereno.

Simplemente al mirar lo que ocurre en tu mente incluso puede cambiar lo que pasa allí.

La confusión, me enseñaron, es el comienzo de la comprensión, la primera etapa de dejar ir los chismes neuronales que solían mantenerte encadenado a ideas muy específicas sobre quién eres y de lo que eres capaz. La confusión, en otras palabras, es el primer paso en el camino hacia el bienestar real.

Mientras no reconozcamos nuestra verdadera naturaleza, sufrimos. Cuando reconocemos nuestra naturaleza, nos libramos del sufrimiento.

Sin importar lo absorbente que sea la vida diaria, no importa lo grandioso que pueda temporalmente sentirse enamorado, recibir elogios o conseguir el trabajo “perfecto”, el anhelo de un estado de felicidad completa e ininterrumpida nos atrae.

Un pensamiento o un sentimiento no puede, en sí mismo, ser descrito como positivo o negativo excepto a través de la comparación con otros pensamientos. Sin este tipo de comparación, un pensamiento, un sentimiento, o una percepción es solo lo que es.

Las Cuatro Verdades Nobles de las enseñanzas de Buda, pueden ser resumidas como:

  1. Una vida ordinaria es condicionada por el sufrimiento.
  2. El sufrimiento es el resultado de causas.
  3. Las causas del sufrimiento pueden ser extinguidas.
  4. Hay un camino simple a través del cual las causas del sufrimiento pueden ser extinguidas.

El pasado es sólo un recuerdo, un pensamiento que pasa por la mente. El pasado, en otras palabras, no es más que una idea. El futuro también es sólo una idea, un pensamiento que pasa por tu mente. Entonces, ¿qué te queda como experiencia real? El presente.

La mente es la fuente de toda experiencia, y al cambiar la dirección de la mente, podemos cambiar la calidad de todo lo que experimentamos.

Para los budistas, la compasión no significa simplemente sentir lástima por otras personas. El término tibetano nying-jay, implica una expansión directa del corazón. Probablemente la traducción más cercana de nying-jay es amor, pero un tipo de amor sin apego o cualquier expectativa de obtener algo a cambio. La compasión, en términos tibetanos, es un sentimiento espontáneo de conexión con todos los seres vivos. Lo que sientes, lo siento; Lo que siento, lo sientes. No hay diferencia entre nosotros.

Cuanto más nos dejamos guiar por la compasión -detenernos por un momento y tratar de ver de dónde proviene la otra persona- menos probabilidades tenemos de entrar en conflicto.

Nirvana es la adopción de una perspectiva amplia que admite todas las experiencias, placenteras o dolorosas, como aspectos de la conciencia.

El término samsara se refiere al círculo de infelicidad, el hábito de correr en círculos, persiguiendo las mismas experiencias una y otra vez, cada vez esperando un resultado diferente.

Si de verdad quieres descubrir una sensación duradera de paz y alegría, necesitas aprender a descansar tu mente.

La sabiduría es inútil sin un medio práctico de aplicarla.

Pensar es la actividad natural de la mente. La meditación no consiste en detener tus pensamientos. La meditación es simplemente un proceso de reposo de la mente en su estado natural, que está abierto y naturalmente consciente de pensamientos, emociones y sensaciones a medida que ocurren.

Simplemente cambiando tu perspectiva, no sólo puedes alterar tu propia experiencia, también puedes cambiar el mundo.

Cuando alguien te diga o haga algo que te moleste, pregúntate si lo que esa persona dijo o hizo fue realmente motivado por un deseo de hacerte daño, o si él o ella estaba tratando de aliviar su propio dolor o miedo.

No hay mayor inspiración, no hay mayor coraje, que la intención de llevar a todos los seres a la perfecta libertad y el completo bienestar de reconocer su verdadera naturaleza. Si usted logra esta intención no es lo importante. La intención por sí sola tiene tal poder que mientras trabajas con ella, tu mente se hará más fuerte; tus aflicciones mentales disminuirán; llegarás a ser más hábil para ayudar a otros seres; y al hacerlo, crearás las causas y condiciones para tu propio bienestar.

Las condiciones siempre están cambiando, y la paz real radica en la capacidad de adaptarse a los cambios.

Deja que tu propia experiencia te sirva de guía e inspiración. Déjate disfrutar de la vista mientras viaja por el camino. La vista es tu propia mente, y debido a que tu mente ya está iluminada, si aprovechas la oportunidad para descansar un rato a lo largo del viaje, eventualmente te darás cuenta de que el lugar al que quieres llegar es el lugar que ya estás.

No importa cuál sea tu posición en la vida -ya sea un taxista, un político poderoso o un ejecutivo corporativo de alto nivel- tus posibilidades de felicidad aumentan enormemente al tratar a los demás como un amigo, alguien que tiene las mismas esperanzas y miedos que tú.

Sólo a través de descansar la mente en su conciencia natural podemos comenzar a reconocer que no somos nuestros pensamientos, no nuestros sentimientos, y no nuestras percepciones. Pensamientos, sentimientos y percepciones son funciones del cuerpo. Y todo lo que he aprendido como budista y todo lo que he aprendido sobre la ciencia moderna me dice que los seres humanos son algo más que sus cuerpos.

Evita a los maestros que hablan de sus propios logros, porque esa clase de charla o jactancia es una señal segura de que no han logrado en absoluto la realización. Los maestros que han tenido alguna experiencia nunca hablan de sus propios logros, sino que tienden, en cambio, a hablar sobre las cualidades de sus propios maestros.

En última instancia, la felicidad se reduce a elegir entre la incomodidad de tomar conciencia de sus aflicciones mentales y la incomodidad de ser gobernado por ellas.

Cuando miras tu propia mente, todas las diferencias imaginarias entre tú y los demás se disuelven automáticamente y la oración antigua de los Cuatro Inconmensurables se vuelve tan natural y persistente como el latido de tu propio corazón:

  • Que todos los seres sintientes tengan felicidad y las causas de la felicidad.
  • Que todos los seres sintientes están libres del sufrimiento y las causas del sufrimiento.
  • Que todos los seres sintientes puedan tener alegría y las causas de la alegría.
  • Que todos los seres sintientes permanezcan en gran ecuanimidad, libres de apego y aversión.
© 2017, Erwin Pérez